El perseguidor de sueños

Vivió siempre entre ideas e ideales, entre sueños y ensoñaciones de cosas por venir. Vivió siempre rodeado de otra gente que apenas soñaba, que...

La tela de araña

Mamá araña dibujó en su peluda cabeza la red que tejería mañana, cuando su hija durmiera en la cuna de hilos que ahora estaba...

La microeconomía del Sr. Paco

Paco miró la nómina que le acababan de entregar. Repasó la cuenta del Banco, dio un suspiro y se llevó las manos a la...

Los jalouines (the halloween`s)

La mamá miró a los niños y les sonrió. Que guapos que estaban vestidos de jalouines! Con los trajes que ella misma había comprado...

El desierto de siempre

Aventurado en aquel desierto, casi rojo, que le quemaba sus pies cansados y hastiados de tiempo y de distancia, metido hasta dentro en el...

La rana que quería ser princesa

Croac, croac, dijo la ranita joven y verde del estanque estancado. Croac, croac, croac, contestó la rana madre mirando a su hija de lado y...

Estatua de piedra

Me postré a tus pies cuando casi nadie lo hacía. Imploré tus gracias y abastecí de flores tu estatua cuando casi ningún humano recorría...

Cuando triunfan los mediocres

El rosario es el rosario. Dijo el cura, y se quedó pensando en lo profundo de lo que había dicho. La feligresa más antigua alabó aquellas...

Perrito

Aprendí hace tiempo que, en la vida, debes fijarte en los que dan y no en los que quitan o en los que piden....

Cruce de caminos

El rigor del invierno se estaba yendo con la llegada de una esperada y tardía primavera. El sol iba ganando terreno en aquella tierra...

El esclavo y el rey

El rey reunió lo más colorido de su ejercito. Juntó los caballos alados de sus aduladores, los dragones de sus siervos incondicionales, los unicornios...

La caja de cartón

En aquella ciudad apareció, hace ya muchos años, en una de las calles principales, una bonita caja de cartón. La gente que pasaba la...

Ciudad blanca

Nadie se dio cuenta. Todo el mundo estaba a sus cosas, insustanciales cosas de la vida que sirven para pasar el rato, para hacerse...

La risa de la tarde

La risa de la tarde se dejó llevar por las lágrimas de una lluvia que reflejaba los últimos rayos en el azul plomizo de...

El anciano

Ayer, dejándome llevar por la tarde seca y fría de este  invierno que no tiene en cuenta las teorías del cambio climático, me senté...

Mi luna, tu luna, nuestra luna

Fue cuando el silencio se rompió en miles de estrellas y como perseidas perdidas se fueron acallando en la noche de luna. Fue cuando...

El mendigo

Aquella tarde había sido perfecta. Sus acciones en bolsa habían subido un doce por ciento, se había granjeado la amistad del gerente de la...

La niña, el caballo y el borrico

La niña estaba contenta con su caballo. Hacía lo que ella quería, la seguía, relinchaba si ella se lo pedía, se agachaba para que...

Nos hemos equivocado

El silencio de su sonrisa dejó escapar miedos de mi interior. Levantó enredos de mariposas azules y blancas de esas sábanas ajadas entre sombras...

Los “gurús” en época de crisis

Cuando yo era casi feliz con mi ignorancia, acumulada en miles de auroras florecientes y prometedoras, vinieron los modernos gurús. Y quisieron decirme lo que...