Urbanidad

-¡Vamos Runa! Que te paras a cada paso hija. ¿Qué te has metido en la boca? ¡Sácalo, venga se buena chica! Pero la perra ya no podía sacarlo, se lo había tragado.  A saber qué te has tragado, cualquier día tenemos un disgusto. Siguieron el...

¿Llegará la sangre al Reguero Moro?

La luna escondió su acero tras los nubarrones que, amenazantes, lograron dejar el espacio negro y oscuro como la boca de un lobo. Nunca tuve miedo al lobo. Ahora que me ha venido a la mente la típica frase de: “Esto está más oscuro que...

Leyenda canora para Valentín Benavides

Una humilde rosa salvaje, escuchó el trino de un ave canora mientras estiraba sus pétalos al sol. –Buen sol, ¿te gusta el sonido del ave? – Ya lo creo Rosa, es una maravilla. – Cómo me gustaría poder emitir esas notas. – Bueno no...

Ven a Veguellina de Órbigo el último domingo de cada mes

-Abuela, si quieres te ayudo a preparar la comida para mañana. Es último domingo de mes y en Veguellina de Órbigo se realizará el mercadillo “Quisicosas”. ¿Te acuerdas de Sara Fernández Giganto? Gracias a ella, cada último domingo de mes, en la plaza de...

Camino Román Álvarez: Adonais

“Morir en lugar de alguien a quien se ama” / Dice como rezando la protagonista de la película / que ha decidido enfrentarse con la muerte / por amor, que ha decidido dejarlo todo / porque no es nada la vida sin amor /...

Refugio LII – Niños llave

-¡Ya voy yo! ¡Qué alegría Khaled! Pasa, pasa, llegas a tiempo, nos disponíamos a cenar. Verás que contenta se pone mi madre. Ayer mismo me preguntó por ti, como sabe que nos vemos de vez en cuando.              - Gracias, he de comentaros algo que...

Refugio Capítulo XV

No supo cómo fue capaz de salir del vehículo y sacar a su amigo Samir. La botella de agua que acostumbraba a llevar en el coche, le ayudó muchísimo, gracias a ella, pudo empapar su camiseta y anudársela para proteger la nariz y la...

Refugio Capítulo XII

Ahmad y Kaled terminaron de peinarse y se dirigieron al despacho del director del internado. Tenían permiso para salir a visitar a la familia. ¿Qué ha sucedido? Se os nota muy tristes. Me he quedado sin trabajo. Dijo Mazem. Khaled apretó la mano de su hermano....

Fin de semana cultural en Veguellina de Órbigo

Tangueando la tarde del viernes en la biblioteca “Río Órbigo”, un argentino veguellinense, fue desgranando sentimientos y emociones de las letras del tango, escritas en lunfardo. César Tamborini Duca, odontólogo jubilado y escritor, explicó los pormenores recogidos en su libro “CHE (Lunfardiadas)”, un diccionario...

Al calor de Lorca en Veguellina de Órbigo

Cuatro muleros, / pan con rosas, / juego, pasión. / ¡He aquí el teatro! / Cuatro muleros, / vestidos de gracia. / Olga, Cristina, / Carlos y Licas. / En Sevilla nanas, / chinitas en el café, / en Roma boda, / y moritas...

Refugio Capítulo XX

Ghada entró en la cocina con unos folios en la mano, iba dispuesta a que leerle a su madre el trabajo que había elaborado para la clase de literatura. A Ghada se le daban de vicio las letras.            - Anudo en el pelo, /...

Turienzo de los Caballeros: poesía enredando tarde y piedras

Piedras, palabras, manos. / El trino de las aves, acariciando el silencio. / La música arropando la tarde. / Piedras, palabras, versos. / El agua fluyendo por el pueblo, / como un niño jugueteando a ser otro niño. / Piedras, palabras, verbos. /El corazón...

El mastín ahuyenta al lobo

mastin
La luna hermosa y oronda, les vio caminar por el bosque. A la altura del lago, donde ella se bañaba cada noche, le dieron un recital de aullidos. Al amanecer ya estaban muy cerca de la zona ganadera. Algún rebaño ya intuía la presencia...

Recuerdos del Órbigo

Anduvo a la orilla del río un buen rato. Fijándose en su fuerza, en las distintas voces que marcaban su ópera de furia. El río corría estrepitosamente hacia su destino. Pensó que era una pena no poder compartir tanta agua con otros ríos secos...

El mismo sol, el mismo planeta

Antes de montar en la barca, ató a dos de sus hijos a la cintura. Había oído que en los trasvases y en las largas caminatas que debían hacer, los tumultos de personas eran tan grandes, que era fácil desperdigarse y no volver a...

Caminando juntas – Ribereñas del Órbigo

Quiero recoger en estas líneas la importancia que a lo largo de estos diez años, ha tenido compartir con todas y cada una de las socias, un tranquilo camino donde intercambiar experiencias e ilusiones, momentos sublimes y los otros, los perores. Un camino en...

Refugio XLVI – Respetar es amar

Kaled llegó a su clase de prácticas, y les enseñó a los alumnos una bolsa de plástico, llena de desperdicios. - La clase de hoy, no la encontraréis en los libros, es una clase de respeto y cariño por el entorno. Veréis, desde que la...

Refugio Capítulo XXXIV: A SIRIA, IRIS DE MUERTE

La guerra quemó todas las risas. / Ni hálito de hermosura latía bajo las ruinas. / En los charcos que la metralla, / había habilitado  con sangre, / campaban la agonía, / el rugir de la tormenta, la oscuridad. / La respiración, agonizaba lentamente,...

Refugio (Capítulo VI)

           -¿Qué pasa Khaled no puedes dormir? Te oigo dar vueltas sin acabar de acomodarte.            -Pues parece que tú tampoco duermes mucho. No sé, pero a veces, me es imposible borrar aquel día en el que cayó el obús convirtiendo nuestra casa en cascotes,...

Refugio Capítulo XXVIII

Desde la letra impresa del libro, se salpicaron en sus iris imágenes pasadas, los olivos frente a casa, el corazón aturdido por los primeros bombardeos, la náusea continua de la incertidumbre, la tenia interior que roe todos los planes de mañana, su hermana dibujando...
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.