Buena y mucha sangre en Veguellina de Órbigo

Aquella imagen le recordaba mucho a ella. Sus ojos, la nariz, el pelo. De medio rostro para arriba, aquella fotografía era una copia de su misma cara. Aquella instantánea era de su madre. Miró el contenido del sobre en donde estaba la foto y...

Saudade

Tenía las manos llenas de letras, llenas de sílabas, de palabras, de frases. Tenía un libro entre las manos. Un libro es una casa llena de aventuras, llena de soluciones, de problemas, de risas, de lamentos. Un libro es tiempo, puede haber sido pasado,...

Estébanez de la Calzada, un pueblo de mas de dos mil años

Hace frío, la tarde doblega su luz ante la noche cercana. Pero en el pueblo recreado para el Belén Viviente, de Estébanez de la Calzada, se nota calor. Un calor que emana de las personas que han dedicado y dedican parte de su ocio, a...

Refugio Capítulo XII

Ahmad y Kaled terminaron de peinarse y se dirigieron al despacho del director del internado. Tenían permiso para salir a visitar a la familia. ¿Qué ha sucedido? Se os nota muy tristes. Me he quedado sin trabajo. Dijo Mazem. Khaled apretó la mano de su hermano....

Refugio XLIII – El león, la domadora y Khaled

Un león hambriento, ruge dentro de mí. Soy consciente de sus colmillos, de la fuerza descomunal que tiene. Busca su ración con ira. Está solo y no se avista nada que le pueda calmar. Pero presiente en la lejanía una figura que le traerá...

Palabras para una madre

Los caminos se hicieron recuerdos. Caminos marcando las huellas de tus pies. De tus pies descalzos, en busca de la náusea última del ser. Los caminos se tornaron recuerdos. Los recuerdos hoy, se confunden entre las pisadas no marcadas. Te fuiste tan pronto. Tan...

“RÍO ÓRBIGO” club de lectura

Por debajo de la puerta, penetró en la habitación un aroma exquisito a paella. Las aletas de su nariz, amuecaron su fisonomía para que a través de ellas, el cerebro pudiera percibir toda la intensidad del aroma. Hizo amago de cerrar el libro, pero...

Desde el otro lado

Aprieto la mano de mi pequeño con fuerza y con rabia. Desde el otro lado de la alambrada, un soldado intenta conquistarlo y le pone un caramelo entre uno de los rombos que forman la alambre. Tiro de él, pero al final cedo. ¿Cómo...

Refugio Capítulo XXXIV: A SIRIA, IRIS DE MUERTE

La guerra quemó todas las risas. / Ni hálito de hermosura latía bajo las ruinas. / En los charcos que la metralla, / había habilitado  con sangre, / campaban la agonía, / el rugir de la tormenta, la oscuridad. / La respiración, agonizaba lentamente,...

¿Qué … lees?

Pues estoy leyendo la novela aforística en la que el principal protagonista es el lector, dice Antonio Merayo en la contraportada de su último libro “Tiempo escrito”. Leer, además de ser uno de los grandes, bellos y buenos placeres del ser humano, ayuda a mejorar...

Refugio XXXIX – ¡Viva la vida!

-¡Viva la vida! Así se dirigía Adel a su primo Khaled.- ¡Por fin me han llamado de ese almacén para comenzar a trabajar! Dio un par de saltos de alegría. Khaled, que estaba ensayando una nueva obra de teatro de sombras para representar en...

Ven a Veguellina de Órbigo el último domingo de cada mes

-Abuela, si quieres te ayudo a preparar la comida para mañana. Es último domingo de mes y en Veguellina de Órbigo se realizará el mercadillo “Quisicosas”. ¿Te acuerdas de Sara Fernández Giganto? Gracias a ella, cada último domingo de mes, en la plaza de...

Conciertazo en Veguellina de Órbigo

Déjame asomarme a tu garganta. / Muéstrame la luz de ese instrumento, / en la faz de los sentidos. / Tu voz, su voz, vuestras voces, / retando al mismísimo viento. / Restableciendo los compases, / amasando emoción en la línea / que confluye...

Miguel Pérez – Un Trébol de cuatro hojas

En la cocina reposa una cazuela de sopas con congrio. El aroma es sublime. Mientras, Trébol revuelve en su caja de herramientas; anda detrás de un proyector que trajo del rastro hace un tiempo. Pasado un rato, parece que resuelve el problema, ajusta, destornilla, encaja,...

Refugio (Capítulo IV)

Le encantaba el tacto de la madera de la mesa. A veces, se sorprendía acariciando aquel árbol dormido que respiraba bajo el libro o bajo el cuaderno en el que preparaba los ejercicios. Era muy bueno en matemáticas, en su tierra, se lo decía...

Refugio Capítulo XXII

Como siempre en la cocina de Hala, olía a gloria. Se debía a que cuando venían los hermanos Khaled y Ahmad, que habían compartido tienda con ellos en los primeros días del éxodo, Hala preparaba platos de su país. Siempre que se reunían, recordaban...

En la mano de Guillermo Alonso Ares

En la mano de Guillermo Alonso Ares, ha anidado la paloma de la música. En su corazón de melómano lleva la pasión por la perfección, por encontrar en la voz humana, todo el potencial que este instrumento guarda. Lo de la paloma viene a cuento,...

Refugio Capítulo XI

Lo siento, pero de momento no te voy a necesitar más. Esta temporada es baja respecto al turismo y no puedo permitirme tener trabajadores. No creas que te despido por ser de otro país, de otra religión y de otras costumbres. Eres un trabajador...

Sergio Alegre Fernández, nuestro gran atleta

Foto: Santi Molina El día soleado y cálido, invita a la calma. Desde la ventana se aprecia una parte del recorrido por donde se disputará la carrera. El corazón ya comienza a dar saltos con rapidez, el estómago se encoge en un intento de calentar...

El mejor amigo de la mujer

El tendero del barrio, la vio entrar en el local con sigilo, daba la sensación de que sus pisadas no tocaban el suelo. Cuando Aquellamujer entraba así en la tienda, bien sabía el tendero que había recibido otra paliza del animal con el que...
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.