Versos que se miran en los días

¿Qué hora es? / Me gusta verte sonreír. / (Casi lo habían conseguido: callarnos) / Paso de largo, no quiero rezar. / Indago en el transcurrir manso. / Traía prendido en su ser algún jirón de noche oscura. / Siempre es volver. / Te...

Refugio Capítulo XXIII

-¿Qué te ha sucedido Mazem? Preguntó angustiada Hala, al ver en el brazo de su marido una pequeña venda.            - Calma mujer. No es nada. Hace unos días cuando iba al trabajo, leí en un cartel que hoy, en el centro de salud por...

Refugio LXXVIII – Literatura en Oteruelo de la Valduerna

-¿Qué tienes que hacer este fin de semana? Te necesito, bueno os necesito a ti y a tu hermano. Me han llamado de la asociación cultural “El escalerón” de Oteruelo de la Valduerna. Quieren hacer una exposición con mis obras, alguien de allí vio cuadros...

Refugio LIX – Prostitución

La prostitución es otra de las tristes, penosas, inhumanas y humillantes consecuencias machistas de la sociedad. Es una lacra en la que me vi inmersa cuando llegué a este país y que duró cinco terribles años. La prostitución es como vivir en un campo de...

Refugio Capítulo XXVI

           -¡Genial chico! Ese cuadro te queda de vértigo. Qué mirada en el hombre que está en el pedestal.            -¿Le parece? Es que según lo voy pintando, me voy alterando. Es…, es…            -¡Terrible! ¡Qué digo terrible es monstruoso que en el siglo XXI...

Ellas somos así XXI – Estelas en el cielo

Desde la ventana de su habitación de la residencia, Romualdo, que ya se encuentra mucho mejor, observa el cielo limpio, sin las estelas de los aviones que a esa hora, surcaban el cielo. Rosa, Remigio y él, casi todos los días, se reunían a...

Al calor de Lorca en Veguellina de Órbigo

Cuatro muleros, / pan con rosas, / juego, pasión. / ¡He aquí el teatro! / Cuatro muleros, / vestidos de gracia. / Olga, Cristina, / Carlos y Licas. / En Sevilla nanas, / chinitas en el café, / en Roma boda, / y moritas...

Refugio XCVI – Regla de reglas

-¡Mamá! ¿Has visto mi paquete de compresas? Julia tenía el tiempo justo para desayunar y salir pitando para el trabajo, cuando, zás. -¡Vaya, si me tocaba dentro de tres días! Parece que esta regla no está en regla. Sonrió, al fin y al cabo, no...

Ellas somos así IV – Ganchillo en Villoria de Órbigo

-¡Qué bien te ha quedado esa farola Remi! Se te da de perlas esto del ganchillo. -Si no lo veo no lo creo, ni yo mismo puedo estar más impactado. ¿Quién me iba a decir que gracias al cursillo al que nos apuntamos iba a...

¡Despierta! Que ya salió la luna de los cortos

-¡Despierta! Es la hora de ponerse a trabajar. Se restregó los ojos y se dio cuenta de que se había dormido sobre la mesa del ordenador. Dio un repaso al interior de su mente para intentar poner orden en sus pensamientos. En la pantalla del...

Refugio Capítulo XXXI

-¡Escucha Ahmad: “ Murieron congelados por el frío. Entre los cuerpos hay dos niños y seis mujeres”¡- Dio un golpe con el puño encima de la mesa y miró a su hermano con lágrimas en los ojos. ¿Hasta cuándo Ahmad? Khaled estaba desenvolviendo un libro...

Otro refugio – Club de Lectura “Río Órbigo”

Había huellas de tantas pisadas en aquella página…, que tuvo que acomodarse en el recodo de la imaginación para seguir la senda que llevaba a su personaje favorito. En un recoveco de la narración, aparecían versos esparcidos así, como semillas iniciando su ciclo vital,...

“Mapas afectivos”

Rozan mis ojos, / las mágicas arenas de un libro. / Viajo por sus páginas, / a lomos de una sutil pluma. / (Pluma aquí, por bolígrafo o, / lo más seguro teclado). / Vuelo sobre el horizonte / de la amistad, del buen...

Refugio LXXXIII – Letras para el agua

Samir está muy contento, le han llamado para exponer sus pinturas en la casa del pueblo de Cogorderos. Ha inspirado su colección de óleos, en las historias que cuentan los lugareños de un pueblo que existió hace muchos años, llamado Oliegos, y que se vio amputado...

Refugio Capítulo XXXIII

Samir y Khaled estaban sentados en la mesa de la cocina acomodando los recuerdos, cuando llegó Ahmad de la facultad. Se quedó paralizado cuando descubrió  a su primo Samir. Se abrazaron, asomaron las lágrimas, rieron, se abrazaron otra vez. Mientras preparaban la comida, Samir...

Buena y mucha sangre en Veguellina de Órbigo

Aquella imagen le recordaba mucho a ella. Sus ojos, la nariz, el pelo. De medio rostro para arriba, aquella fotografía era una copia de su misma cara. Aquella instantánea era de su madre. Miró el contenido del sobre en donde estaba la foto y...

Patricia Cabello Toribio, balonmano

Había una pelota en el recodo del corazón donde se guardan los secretos. En la redondez del balón se escondían los días buenos que vendrían. Días llenos de vida donde aprender a rodar por los caminos de la rutina. Aquella redondez que siempre había estado...

Refugio XLVII: “Ponle un cero al tabaco”

Julia, la hija de Clotilde, la vecina de enfrente de la vivienda de Hala y Mazem, al fin había conseguido un trabajo de lo suyo. Pasaba consulta con el otorrinolaringólogo de uno de los ambulatorios de la ciudad. El primer día que visitó la...

Refugio XLIX – ¿Cómo conducimos? Así nos conducimos

-Calma, lo estás haciendo muy bien. Para ser tu primera clase práctica está casi perfecta. Entiendo que estés nervioso, pero eso no ayuda. Al volante debes ir con mucha atención y responsabilidad. Van en juego tu vida y la de los demás, por eso...

Refugio Capítulo XI

Lo siento, pero de momento no te voy a necesitar más. Esta temporada es baja respecto al turismo y no puedo permitirme tener trabajadores. No creas que te despido por ser de otro país, de otra religión y de otras costumbres. Eres un trabajador...