Refugio XLVIII – Pobreza

Samir, el hijo de Hala y Mazem, ha logrado entrar en el mundillo artístico de la ciudad, gracias a su extraordinario don para la pintura, a su dedicación y a la ayuda inestimable de su mentor, el dueño de la tienda de antigüedades, donde...

Feminismo

Feminismo. Doctrina que defiende la igualdad de derechos de ambos sexos. Primera acepción de esta palabra en el diccionario Anaya de la lengua de ediciones Anaya en su segunda reimpresión, de 1979.        A veces, muchas veces, por cómo escucho pronunciar la palabra feminismo y las...

¡Despierta que hay magosto!

Un aroma de fuego y monte, abrazaba las calles cercanas a la plaza. La música iba conquistando el espacio que el aroma a castañas asadas le dejaba. Desde su casa, Quiquín abrió sus aletas nasales:- ¡Hummm.…. que aroma a castañas asadas! – Luego su tímpano...

Poemas en el lienzo de Eva del Riego Villazala

Se rompió la cuerda que sujetaba el azar. El juego siguió sin fronteras. En el tablero se suman y  restan los miedos, se multiplican las esperanzas, se dividen las razones. En la cuerda floja, quedan las noches sin luna, los ácidos de la derrota,...

Refugio Capítulo X

Bebió agua del vaso que le tendió Ahmad. Respiró profundamente y se quedó prendida en el hilo que tira del corazón. Al otro lado del hilo, había quedado agarrada su hermana. ¿Quieres contarnos qué ha sucedido en tu interior Hala? Dijo Julia mientras estrechaba las...

Refugio XLIX – ¿Cómo conducimos? Así nos conducimos

-Calma, lo estás haciendo muy bien. Para ser tu primera clase práctica está casi perfecta. Entiendo que estés nervioso, pero eso no ayuda. Al volante debes ir con mucha atención y responsabilidad. Van en juego tu vida y la de los demás, por eso...

Refugio Capítulo XVIII

En el corazón de Mazen, el marido de Hala, se produjo una ola de alegría al llegar a casa. Hoy por fin, volvía a ocupar su puesto de trabajo. A su esposa se le abrieron las manos para abrazarlo: ¿Ves como todo se va arreglando?...

Al calor de Lorca en Veguellina de Órbigo

Cuatro muleros, / pan con rosas, / juego, pasión. / ¡He aquí el teatro! / Cuatro muleros, / vestidos de gracia. / Olga, Cristina, / Carlos y Licas. / En Sevilla nanas, / chinitas en el café, / en Roma boda, / y moritas...

Refugio Capítulo XXXVI – MINDFULNESS

Khaled y Ahmad, habían acogido con gran alegría en su casa, al primo Adel. ¿Recordáis que Khaled lo había encontrado perdido en la calle cuando los buscaba en la ciudad? Ahora los tres vivían y compartían tristezas, alegrías y sobre todo nostalgias en un...

Refugio XLII – ¡Fiesta!

La calle era un hervidero. El olor a garrapiñadas se colaba por el interior de las casas. En una esquina de la plaza, eran los churros los que aromaban el ambiente. Los puestos de mercadillo también estaban presentes. En la plaza ya estaba montado...

Refugio Capítulo XXXII

A Khaled le gustaban las estaciones de metro. Sobre todo la cercana al piso donde se había mudado recientemente con su hermano, gracias a una beca, por la extraordinaria mente para los números que Ahmad tenía. Lo que más le gustaba a Khaled de...

Ven a Veguellina de Órbigo el último domingo de cada mes

-Abuela, si quieres te ayudo a preparar la comida para mañana. Es último domingo de mes y en Veguellina de Órbigo se realizará el mercadillo “Quisicosas”. ¿Te acuerdas de Sara Fernández Giganto? Gracias a ella, cada último domingo de mes, en la plaza de...

Estar y tener Ágora de la poesía

Tuve en mis manos, / el ritmo, el pulso, el vuelo / de las palabras, de los sentidos / que se me colaban en los poros / de la respiración. / Respiración es magia. / Magia es la vereda / por donde discurren los...

La vida es buena

Hace unos días escuché en radio nacional, una historia que me gustó, me  movió las vísceras, me hizo sonreír y emocionarme. Quiero contarla porque es un claro ejemplo de cómo nos conmueven historias que deberían ser total y absolutamente normales. “En una región de Argentina, un...

Refugio LXXIII – Gracias Amancio Ortega

El móvil vibro en su bolso:            -¿Diga? -¿Es usted Julia M.R.?  - Si, yo soy. - Mire,  la llamamos del ambulatorio. Usted tenía cita para hacerse unas mamografías mañana por la tarde, pero se ha estropeado el aparato y tenemos que...

Ágora es vestirse de versos

Ya apunta la luna su luz en la plaza. / En la piedra durmiente, se despierta la gracia.  / La luna viene a escuchar, los versos, / las vidas, los colores de la noche, / que se encienden los viernes de Ágora. / Un...

Refugio LVI – Cuando la vida aprieta I

Adel, primo de Ahmad y de Kaled, llegó al almacén un poco antes, ya que hoy llegaba pedido y le gustaba estar allí cuando llegasen los camiones con las mercancías. Fue una jornada intensa, pero Adel era un joven dispuesto a laborar y a ser...

Turienzo de los Caballeros: poesía enredando tarde y piedras

Piedras, palabras, manos. / El trino de las aves, acariciando el silencio. / La música arropando la tarde. / Piedras, palabras, versos. / El agua fluyendo por el pueblo, / como un niño jugueteando a ser otro niño. / Piedras, palabras, verbos. /El corazón...

Fundación Merayo: remanso de palabras

La tarde se posaba quieta / sobre los hombros de la casa. / En la mansa dejadez /  del ritmo pausado del día, / se vino a sentar, sobre el limo del recuerdo, / la palabra engarzada en cuentos, / en relatos, en versos,...

Refugio LXV – Por la gente corriente

Por la ventana de la clase se colaban los trinos de la primavera. Khaled observaba a los alumnos mientras desarrollaban la redacción, fue cuando escuchó un hipido casi imperceptible. Siguió el rastro del sonido. -¿Qué sucede? Observó que la niña ni...