Cuatro muleros, / pan con rosas, / juego, pasión. / ¡He aquí el teatro! / Cuatro muleros, / vestidos de gracia. / Olga, Cristina, / Carlos y Licas. / En Sevilla nanas, / chinitas en el café, / en Roma boda, / y moritas en Jaén. / Cuatro muleros, / sobre el tablao, / sujetan la luna / por los costaos. /  La luna grita: / ¡Soltadme majos / que quiero bailar, / con desparpajo! / Se asoma por /  “La Ventanita”. / Grita de emoción: / ¡Arriba el telón! / Cuatro muleros, / tiñen de alegría / las dulces aguas / del río Órbigo. / Cuatro muleros / dieron al pueblo, / belleza, humor, / vida, color.

Un entrañable espectáculo lleno de elegancia, belleza, humor, entrega.          Así es el trabajo que la compañía de títeres y teatro  “La Ventanita” puso en el escenario del Círculo Cultural de Veguellina de Órbigo, el pasado domingo, como broche de la XXXIII Semana Cultural de Veguellina de Órbigo.

En la primera parte del espectáculo, la representación del “Retablillo de Don Cristóbal” de Federico García Lorca, encandiló a todos los presentes. El trabajo, la maestría y la dedicación de esta compañía, queda patente en la obra, realizada con mimo, con emotividad, con la profesionalidad que dan tantos kilómetros de dedicación  a un arte, tan viejo como el hombre.

Pero al público le aguardaba una preciosa sorpresa en la segunda parte, el recital de canciones populares (recogidas y armonizadas por Federico García Lorca), fue una explosión de sensibilidad y duende. Los actores se hicieron cantantes y bailaron, y desataron preciosos sentimientos y sensaciones entre los presentes.

Mordida existencial: Entre los actores, Olga Mansilla Castrillo, de Veguellina de Órbigo. Enumerar los premios de Olga, tanto en esta compañía, con en la de “Corsario”, en solitario, y en las colaboraciones en las que ha participado, sería muy largo y extenso, por eso prefiero intentar comentar la emoción que nos hizo palpar subida en el escenario de su pueblo y entregada al público. Olga tiene duende, carisma, una sensibilidad especial para interpretar, una bondad en su alma que se cuela en el público. Es una actriz grande, pero también es una persona enorme, y eso se palpa en sus interpretaciones. Sabe dotar a los personajes de la esencia viva que cada cual posee. Olga es un bello brazo de universo, que nos muestra su raíz y categoría cada vez que se sube al escenario. Olga Mansilla Castrillo, nuestra actriz internacional, nosotros también te llevamos en el corazón.

Manuela Bodas Puente – Veguellina de Órbigo.

Impactos: 71