Hacia Villoria de Órbigo en Navidad

Hacia Villoria de Órbigo, se encamina la amistad, la unión, la línea de puntos que da buenas vibraciones. Las manos unidas de un buen puñado de mujeres, que durante todo el año se unen para hacer creaciones preciosas con lanas y un ganchillo, deja este...

El mastín ahuyenta al lobo

mastin
La luna hermosa y oronda, les vio caminar por el bosque. A la altura del lago, donde ella se bañaba cada noche, le dieron un recital de aullidos. Al amanecer ya estaban muy cerca de la zona ganadera. Algún rebaño ya intuía la presencia...

Refugio LXXXVI – Kundalini Yoga

Khaled estaba un poco nervioso. Una compañera de trabajo, con problemas de espalda, le había comentado que desde que practicaba Kundalini Yoga, iba mejor, además estaba aprendiendo a respirar. Después de la presentaciones pertinentes, tomó sitio y se dispuso a dejarse llevar, o a...

En la mano de Guillermo Alonso Ares

En la mano de Guillermo Alonso Ares, ha anidado la paloma de la música. En su corazón de melómano lleva la pasión por la perfección, por encontrar en la voz humana, todo el potencial que este instrumento guarda. Lo de la paloma viene a cuento,...

Refugio LXXVI – ÁGORA LXXIII

-Buenas noches a todos y gracias por dejarme participar en esta septuagésima tercera  edición del ÁGORA, aquí en el anfiteatro de San Marcos. Mi nombre es Ghada, es la primera vez que vengo a leer y estoy un poco nerviosa, pues todos los que me...

Miguel Pérez – Un Trébol de cuatro hojas

En la cocina reposa una cazuela de sopas con congrio. El aroma es sublime. Mientras, Trébol revuelve en su caja de herramientas; anda detrás de un proyector que trajo del rastro hace un tiempo. Pasado un rato, parece que resuelve el problema, ajusta, destornilla, encaja,...

Refugio LXXVII – Veguellina de Órbigo, renace al verso

-¡Ghada llegaremos tarde a “Poesía a Orillas del Órbigo”! ¿Qué demonios andas haciendo? La que así llamaba a su hija era Hala, que llevaba un rato esperando a su hija en compañía de su marido Mazem, para acercarse al hermoso paraje de...

Sergio Alegre Fernández, nuestro gran atleta

Foto: Santi Molina El día soleado y cálido, invita a la calma. Desde la ventana se aprecia una parte del recorrido por donde se disputará la carrera. El corazón ya comienza a dar saltos con rapidez, el estómago se encoge en un intento de calentar...

Refugio LXXXII – El rabel en Veguellina de Órbigo

LOA AL RABEL Semilla, flor, árbol, / madrea madre y compañera, / que en tu vientre de armonía / duerme el sonido de la tierra. / Una voz milenaria, / escondida en el origen del tiempo,  / sube a la grupa del viento / para atrapar...

Ellas somos así XVI – El camión de la basura

Desde la ventana de la habitación, Rosa observa la calle solitaria y triste, sin pisadas, llenas de tedio y soledad, pero en el jardín que hay delante de la residencia donde vive desde hace unos años, totalmente ignorante de la confinación de los humanos...

Tomás-Néstor Martínez: un hogar para la poesía

La tarde se iba, se adhería ya al horizonte. Estaba cansado, lejos de su casa. Se había perdido vagando en busca de nuevas emociones, entonces lo descubrió, allí estaba, provocadoramente abierto a su abrazo. Se acercó con sigilo. ¿Se puede? Aquel hombre alto, sonriente y...

Refugio LXXV – Paz Martínez, nido de palabras

Los grillos que cantan a la luna / no saben que hoy ella no saldrá. / ¿Se callarán, después, / de haber ensayado a coro / la melodía del viento? / Hoy la luna no sale, pero / en las cornisas de la memoria,...

Refugio XC – Flores de plástico

Habrá un tiempo, no muy lejano en el  que el negocio de las floristerías no existirá. No existirá porque no habrá flores naturales. Las condiciones climáticas serán tan pésimas, que el agua escaseará y el cielo estará podrido de polución. ¿Te imaginas floristerías dónde...

Refugio XCIV – Arrebolándome estoy

-¿Qué haces Julia? Dijo Ahmad. -Me estoy arrebolando. Contestó ésta. -¿Arrebo…..qué? - ¡Arrebolando! Ahmad se dirige a la salita para saber qué le quiere decir su amada Julia, no acaba de entender del todo algunas palabras y giros del español. Julia le sonríe con mucho cariño,...

Refugio LXXXVII – Donación de sangre en Veguellina de Órbigo

Hala, Mazem, Samir, Ghada, la familia al completo, acompañados por los hermanos Ahmad y Khaled, a los que también se ha unido Julia, la hija de Clotilde, vecina de la familia y novia de Ahmad, se dirigen en tropel hacia el centro médico del...

Refugio LXXXV – Ágora de Poesía 75

Ghada leyó nerviosa su última composición, ante su madre. A Hala se le inundó el corazón de emoción. Sabía que no podía ser imparcial, pero creía que su hija tenía potencial, era una muchacha con alma viva y justa. Hala sentía, cada vez que escuchaba...

Refugio LXXXIX – “El refugio de los versos”

- Buenos días. Khaled saluda a sus alumnos. Hoy, como cada miércoles, toca poesía. -He traído un poemario titulado “El refugio de los versos”, su autora es Beatriz Berrocal y las ilustraciones son de Roser Argemí. Está publicado en Algar editorial. Es un poemario...

Sobre el río Órbigo

Su madre le dio el atillo bien envuelto en el saco untado con brea. Tenía que hacer una travesía de tres kilómetros río arriba para llevar el almuerzo a los trabajadores de la empresa que se encargaba de sacar el grijo del río. La madre...

Saudade

Tenía las manos llenas de letras, llenas de sílabas, de palabras, de frases. Tenía un libro entre las manos. Un libro es una casa llena de aventuras, llena de soluciones, de problemas, de risas, de lamentos. Un libro es tiempo, puede haber sido pasado,...

Refugio LXVIII – Párvula nAnAs

-¿Alguno de vosotros me cantaría una nana? Preguntó Kaled en clase. Ningún alumno se ofreció para cantar. –Bueno, ya que parece que no estáis dispuestos, os voy a poner un disco para que escuchéis algunas. Pero antes os entonaré yo una de mi país. En...