En contestación a la noticia difundida por algunos medios de comunicación hace escasos días, informando del posible cierre de la Unidad de Cuidados Paliativos del Monte San Isidro, como Gerente del Complejo Asistencial Universitario de León, me veo en la obligación de desmentirlo.

Nunca ha estado en los planes de la Dirección Gerencia externalizar los cuidados paliativos, ni por supuesto cerrarlo, se trata de una noticia absolutamente falsa.

La Unidad de Cuidados Paliativos no ha parado nunca durante toda la pandemia, si bien es cierto, al igual que otras muchas áreas, en momentos puntuales tuvieron que acoger pacientes con patologías distintas a las que tratan habitualmente. En el caso de los pacientes de cuidados paliativos oncológicos, se ingresaron en la planta 5 del Princesa Sofia, donde se encuentra la Unidad de Oncología del CAULE. Estuvieron atendidos por personal altamente cualificado.

Quiero hacer hincapié en que no se ha iniciado el cierre de la Unidad, ni se cerrará. Es justo lo contario, en línea con la ley de Derechos y Garantías al final de la vida, potenciaremos las Unidades de Cuidados Paliativos y la Atención Domiciliaria.

Tenemos que tener presente que la Unidad del Monte San Isidro atiende a pacientes que precisan cuidados paliativos oncológicos, pero no debemos olvidar que hay muchos pacientes que necesitan de los mismos cuidados por otro tipo de enfermedades y se atienden en las diferentes unidades de hospitalización o en sus domicilios.

Es una pena leer noticias como “privatización encubierta” creando una alarma social sin fundamento alguno.

Desde el año 2019 hasta el día de hoy, el número de pacientes derivados al Hospital San Juan de Dios y Nuestra Señora de la Regla, ha disminuido hasta el 43% y 97% respectivamente.

Es una lástima que se hable de falta de previsión de la Junta y escasa inversión, cuando durante estos dos años se han incrementado tanto los equipos de alta tecnología como los recursos materiales.

No solo eso, comparando julio de hace años con respecto a fecha actual, hemos crecido en recursos humanos un 3%.

En la planta que se encuentra cerrada en el Monte San Isidro, se están realizando reformas; cambios de tuberías para prevención de infecciones, preparación de instalaciones para incorporar las desinfectacuñas, reparaciones varias y pintura, revisión de sanitarios y otras obras que sin duda alguna beneficiarán a los pacientes que allí ingresen.

Por todo ello, a los que piden dimisiones, yo les pido seriedad, profesionalidad y rigor.

A los que hacen un llamamiento a las instituciones, les sugiero que se informen adecuadamente.

A los medios de comunicación que difundan primicias les pido que contrasten dichas informaciones. Nuestras puertas están abiertas, y más si con ello evitamos confusiones que afectan a pacientes y familiares, además de los profesionales sanitarios.

A los trabajadores que han contactado a los medios, recordarle que trabajan para una institución y los pacientes, a veces, el mal viene de las intenciones de las fuentes para dañar la sanidad que dicen defender.

No se puede mentir con el objetivo de alcanzar repercusiones mediáticas, ni usar el dolor de los pacientes.

Por último, algo que debemos saber todos, los profesionales sanitarios escuchan, exploran, piden todas las pruebas complementarias que precisan y emiten un diagnóstico. Aún así, si existe alguna duda, comentar sus casos entre expertos, y me pregunto yo, ¿Por qué algunos medios de comunicación no hacen lo mismo que otros?

No debemos poner en entredicho un sistema ni una institución basándose en opiniones sin datos.

León, 20 de julio de 2021

Alfonso Suárez Gutiérrez

Director Gerente CAULE

Impactos: 26