• El coordinador del área de Sanidad Diego Moreno y la secretaria de Organización del PSOE de León Nuria Rubio lamentan el incremento en las listas de espera, con más de 40.000 personas esperando a ser atendidas por un especialista y más de 8.500 para someterse a una intervención, e insisten en la necesidad de reforzar la Atención Primaria.

El coordinador del área de Sanidad Diego Moreno ha alertado este martes del “caos sanitario” que está sufriendo Castilla y León debido a la mala gestión de la Junta, y ha pedido al Gobierno autonómico “humildad, responsabilidad y sentido común” en la adopción de medidas.

Moreno ha lamentado la situación reflejada en los últimos datos de listas de espera en la comunidad y en la provincia leonesa en concreto, una demora que están sufriendo directamente los ciudadanos en especialidades, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas y que crece “día a día”.

“La sanidad pública está desbordada y colapsada, algo que se refleja en las listas de espera y en la Atención Primaria en las zonas rurales que, con la llegada de visitantes, se ve más debilitada aún”, ha declarado.

Para el político socialista, “la sanidad pública empeora y la Junta no pone ni recursos públicos adicionales, ni refuerzos, lo que está provocando una parasitación del sistema”. “Esta ausencia de refuerzos es una excusa para enviar negocio a la sanidad privada. La situación es de colapso y la Junta tiene que hacer algo”, ha remarcado.

En la provincia de León más de 40 mil personas están a la espera de ser atendidas por un especialista, una situación que se ha agravado en el segundo trimestre del año, con una lista de espera que se ha incrementado en un 8%, es decir, con 3 mil personas más. “Es evidente que a pesar de la inversión que el Gobierno de Mañueco hace en publicidad la realidad es tozuda: no ha habido desescalada en la sanidad, mucho menos refuerzo para reducir las listas hospitalarias”, ha apuntado la secretaria de Organización del PSOE de León, Nuria Rubio.

Además, la procuradora socialista y coordinadora del área de Familia e Igualdad de Oportunidades ha subrayado que la Junta “sigue castigando determinados territorios” poniendo de ejemplo la sanidad en El Bierzo. “El 10% de las personas que está a la espera de una prueba diagnóstica en Castilla y León son del Bierzo, donde más ha crecido también la lista para operaciones: un 18%. Es inasumible que las mujeres bercianas tengan que esperar para hacerse una mamografía 52 días, más del doble que otra mujer de Castilla y León, cuya espera media es de 25 días”, ha denunciado Rubio.

Para los socialistas estos datos, con una lista de 8.507 personas a la espera de una intervención quirúrgica, un 10% más que en el primer trimestre -es decir 700 personas más-, revelan que las plantillas están infradimensionadas y no cuentan con suficientes profesionales para sacar adelante la actividad normal, mucho menos en condiciones extraordinarias como son las que impone la pandemia.

Por todo esto, desde el PSOE de León se ha exigido a Junta de Castilla y León que “en vez de cerrar camas y quirófanos” refuerce la Atención Primaria y asuma sus responsabilidades para evitar que a la vuelta del verano las cifras sean incluso peores.

Impactos: 27