La estación ha puesto a disposición de sus usuarios una media de 12,3 kilómetros de nieve, la mayor oferta de la Cordillera Cantábrica y el Sistema Central

La estación de esquí de San Isidro ha recibido este fin de semana a 5.157 usuarios que han podido disfrutar de una media de 12,3 kilómetros de nieve, la mayor oferta de la Cordillera Cantábrica y el Sistema Central, repartidos en 12 pistas.
Después de que el viernes las instalaciones permanecieran cerradas por el fuerte viento, la estación reabría el sábado con normalidad al desaparecer el riesgo para prestar servicio a los más de 2.600 esquiadores que visitaron San Isidro la jornada de ayer, a los que se suman otros 2.500 en la de hoy.

Además, este fin de semana la estación recibía al primer grupo del programa Deslízate que organiza el Servicio de Juventud de la Diputación de León con el objetivo de iniciar a los jóvenes de la provincia en la práctica del esquí y el snow en su tiempo libre y potenciar las estaciones invernales de la institución.4

Durante la semana, que ha estado marcada por un tiempo desfavorable, han asistido además 523 participantes de las Escuelas de Invierno, y han seguido disfrutando de su cita anual con la nieve los residentes de los centros de atención especializada de la Diputación Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús, Nuestra Señora del Valle y Cosamai.

Impactos: 20