El presidente de la institución, Eduardo Morán, ha agradecido su lealtad y su compromiso con la provincia

La Diputación Provincial de León ha homenajeado este jueves a los 26 trabajadores que este año han pasado a situación de jubilación con un acto en el Salón de Plenos encabezado por el presidente de la institución provincial, Eduardo Morán, que, acompañado de la diputada de Recursos Humanos, Ana Arias, de los portavoces de los grupos políticos y de la secretaria general, ha hecho entrega de la insignia de oro de la Diputación y un diploma a cada uno de ellos, salvo a los tres que, por diversos motivos, no han podido asistir.
Dirigiéndose a los homenajeados, a los familiares y amigos que les acompañaban, y a los trabajadores de la casa allí presentes, Morán ha querido trasladar en nombre de toda la Corporación provincial el reconocimiento público a los que a lo largo de este año 2019 se han despedido de esta institución tras años de “lealtad y compromiso con esta provincia” y de “contribuir a mejorar la administración, el desarrollo de nuestros pueblos y al avance de León”. El presidente de la Diputación ha querido poner nombre a todos los jubilados y alma a la institución, pues “casi siempre oímos hablar de ella como una entidad abstracta” algo que consideró un “error” porque “las administraciones las hacen los hombres y mujeres que forman parte de las mismas, y la institución provincial la formamos todos los vecinos de nuestros pueblos y sus representantes en las juntas vecinales y ayuntamientos, los trabajadores y los diputados de la Corporación”. De hecho, quiso recalcar que mientras los cargos políticos vienen y van, los empleados son “la garantía de la permanencia de una institución vital para el mundo rural”.

Este acto, que estuvo seguido de una foto de la Corporación provincial con los funcionarios jubilados y de una comida navideña con todos los trabajadores de la institución en el Hotel Conde Luna, sirvió también para felicitar las fiestas a toda la plantilla de la institución, a quienes animó a seguir trabajando por la adaptación de esta administración a las necesidades de los leoneses del medio rural. “Nuestro objetivo común debe ser preparar a la Diputación para el futuro como la administración más idónea para prestar servicios en los pequeños municipios”, ha señalado Morán antes de reiterar su agradecimiento a los trabajadores de la institución como parte indispensable e imprescindible de esta labor, una de cuyas generaciones ha recibido este jueves tan sentido homenaje.

Eficacia y cercanía de la institución ha sido el mensaje que el presidente ha querido transmitir a todos los presentes, a quienes ha deseado unas felices fiestas y un próspero 2020.

Impactos: 43