Veinticinco escritoras de diez países fueron convocadas hace un año para escribir un cuento inédito que estuviera inspirado en la vida ó en la obra de Pessoa, con el fin de  conmemorar el 130 aniversario de su nacimiento. El resultado es un libro: “Los cuentos que Pessoa no escribió” presentado el jueves pasado en Salamanca.

En una edición bilingüe (hermoso, el idioma del país hermano) y con una cuidada edición, la portada es además una bella ilustración de una de las más grandes pintoras portuguesas del momento: Helena Liz, a la que tuve el honor de conocer.

El acto tuvo lugar en “El Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca” en una sala que como anticipó el  Subdirector General de Archivos Estatales, Severiano Hernández, que presentó el acto, se dedicará en breve a la memoria del cineasta Basilio Martin Patino.

Varias fueron las autoras que participaron en el acto de presentación de este volumen, entre ellas por su cercanía a nuestra tierra, quiero citar a la escritora y académica Marifé Santiago Bolaños, que se “amaragata” a los pies del Teleno, en Boisan, siempre que puede; y a la narradora  y catedrática de la Complutense Fanny Rubio, que ha visitado y colaborado en múltiples ocasiones- como Marifé- con el Ayuntamiento  de Astorga, y que además de leernos parte de su divertido  relato, nos habló de los heterónimos, de su importancia y desconocimiento.

 La presentación del libro, lanzado en 2018, también contó con la presencia de Mayda Bustamante, directora de Ediciones y Performances,  que además de hermosas ediciones de libros, atesora la distinción por “La Cultura Nacional” concedida recientemente por el Ministerio de Cultura de Cuba.

Allí, entre los asistentes, varios astorganos, como Antonio Ojanguren y María José Cordero; también escritores, poetas, y algunos compañeros y amigos.

Finalizaba el acto Marifé Santiago Bolaños leyendo parte de su poético texto, (Conocí a un hombre que tejía en la soledad una red de niebla, las gaviotas lo protegían de las olas,  y los pecios se trasformaban al rozarlo en cristal. Escribía hermosas cartas de amor ridículas, como la que Pessoa me pidió que te escribiera).

Mientras la escuchaba recordaba yo una de las visitas a Lisboa en la que acompañaba a mi amiga Mila a visitar a su amor lisboeta: Mario Marinho; aquella tarde recalamos en el café restaurante” Marthiho da Arcada”, donde  el autor del “Desasosiego” escribía sus poemas; él era uno y múltiple, como todos nosotros, pensaba yo entonces, y pienso ahora; capaces de vivir una vida y deseosos de vivir otras muchas, soñadas e imposibles. Pessoa lo logró a través de sus personajes. También nosotros podemos hacerlo, aunque no siempre sea fácil.

Estas veinticinco autoras lo han intentado a través de sus relatos y merece la pena conocerlos.

A los pies del Teleno un día de junio de 2019.releyendo las Cartas de amor a Ofelia, de Fernando Pessoa.

Victorina Alonso Fernández

Impactos: 85