El presidente de la institución provincial y el presidente del Consejo Comarcal firman el convenio de este año

Desde su inicio en 2013, el Banco de Tierras ha contado con presupuesto total de 740.000 euros

El presidente de la Diputación, Juan Martínez majo, y el presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, han formado esa mañana un nuevo convenio de colaboración, a través del que la institución provincial apoya el funcionamiento del Banco de Tierras. “Una nueva colaboración a través de la que reiteramos nuestro compromiso con la comarca del Bierzo y su desarrollo, con una iniciativa que tiene el objetivo fomentar la actividad agrícola, ganadera y forestal, evitando el abandono de tierras y dinamizando la economía de la comarca”, explicó Majo durante el acto.

A través de este acuerdo, la Diputación mantiene su aportación de 90.000 euros, de un total de 112.000, ya que el resto, el 20%, lo aporta el Consejo Comarcal. Con esta inversión, la institución provincial colabora con los gastos de funcionamiento derivados de la actividad del Banco de Tierras desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de este año. La Diputación continúa así apoyando esta iniciativa, cuya actividad es de gran utilidad pública e interés social ya que, entre sus objetivos prioritarios se encuentra el fomento del autoempleo, el apoyo a nuevos emprendedores y ayuda a la comercialización de los productos bercianos, conscientes de que el sector primario es un sector estratégico para la economía de la comarca. 

“Creemos que el Banco de Tierras es una de las mejores formas de luchar contra la despoblación, alentando a los agricultores, especialmente a los jóvenes, a poder dedicarse a uno de los pilares de la economía de la provincia como es el sector primario, a través de la generación de empleo”, afirmó el presidente de la institución provincial, quien explicó que la Diputación colabora con el Consejo en esta iniciativa desde 2013, cuando se puso en marcha el proyecto; una iniciativa pionera en España, consolidada ya por sus buenos resultados. Desde su puesta en funcionamiento se han gestionado 2.600 parcelas ubicadas por toda la comarca, y se han adjudicado en régimen de arrendamiento 1.579.

Los principales usos se centran en los viñedos, con 693 parcelas de las que 162 se han adjudicado el pasado año y horticultura, con 351, seguidos por usos forrajeros con 251 parcelas, frutales, con 133 castaños con 86 o apicultura, con 67 entre otros.  

Se ha atendido a un total de más de 1.500 personas, a las que se les ha proporcionado información o se les ha realizado alguna gestión. Además, se han atendido más de 800 demandas de personas que necesitan fincas o quieren iniciar una actividad en el sector primario, y alrededor de 700 propietarios han puesto a disposición del Banco de Tierras sus fincas, y se ha dado solución jurídica a problemas relacionados con la propiedad a aproximadamente 200 personas.

También son importantes las diversas actividades paralelas que se realizan, como las relacionadas con la comercialización a través de convenios con diferentes empresas, los talleres de formación, las campañas para el fomento del cultivo de algunos productos autóctonos, como el pimiento del Bierzo las frutas o los vinos o la realización de jornadas y la asistencia a ferias como forma de promoción de esta iniciativa. 

Así, Se han impartido 30 talleres en los que han participado 840 personas. Se han organizado 10 rutas por la calidad, en las que han participado 700 personas. Se han organizado 6 ferias de productos de El Bierzo. Se han desarrollado campañas para el fomento de la actividad agraria y para la recuperación de viñedos…

Desde su inicio, el Banco de Tierras del Bierzo ha contado con un presupuesto total de 740.000 euros, que han sido financiado conjuntamente la Diputación y el Consejo Comarcal.

Impactos: 29