Todo empezó un 2 de Mayo de 1903. Era el momento en el que el antiguo Athletic Club de Madrid disputaba su primer encuentro por cierto, entre sus socios, en el llamado ‘Campo de la Rana’. Desde ahí hasta 1966 que se instalaron en el ‘Gigante’ del Manzanares han tenido varios hogares como el Campo de O´Donnell y el Metropolitano, pero ninguno como el último, el Estadio del Manzanares. 

No le llamo así por capricho, sino que hasta el 14 de Julio de 1971 no se llamaría Estadio Vicente Calderón. 45 años de vida, 45 años de gloria colchonera, con sus momentos buenos y malos, pero de gloria. 

Este estadio ha visto levantar la Copa Intercontinental, la de verdad, aunque el Atlético no había sido Campeón de Europa, pero la jugó por la renuncia del Bayern de Munich. Este estadio ha vibrado, ha sentido, ha sufrido. 55.000 almas sufriendo, lamentando o celebrando, noche tras noche. Este estadio dejará de ser el hogar de los derbis, el hogar de la rivalidad de una ciudad, el hogar de la rivalidad de la capital de España.

calderon-2

Atlético de Madrid y Real Madrid se emplazarán la temporada que viene en el Estadio de la Peineta. Años de encontronazos quedarán atrás, instalados en nuestra memoria, grabados con fuego en nuestra retina. El derbi se desplaza, cambia de emplazamiento, ya no será lo mismo. Costará no volver a escuchar el rugido del Vicente Calderón, se nos va un pedazito de historia, un pedazito de fútbol.

Hoy a las 20:45 se alza el telón de la última función liguera entre estos dos equipos en el Gigante. Ahora descansa tranquilo, en paz, pero cercana la hora del encuentro, se volverá a levantar. El Vicente Calderón espera. Solamente les pido una cosa a ambos equipos: ¡Qué estén a la altura, qué otorguen una digna despedida! Si la fortuna lo cree conveniente, quizá se repita el duelo de esta noche en otras competiciones, pero la fortuna es sólo eso, fortuna.

Adiós Vicente Calderón, Adiós

Juan Lorenzana Prieto @juanlp91

Fotografías: Colchonero.com y Textfoto.com

 

Impactos: 111