El incremento del caudal en el río Curueño por las intensas lluvias del
invierno pasado ocasionó graves daños en el estribo este del puente,
situado en la carretera provincial LE-3607, desde la LE-321

La Diputación de León ha recepcionado los trabajos de
ejecución de muros de protección de escollera en la carretera LE-3607, desde la LE-321
hasta Montuerto (perteneciente al municipio de Valdepiélago), que han contado con una
inversión de 42.031,75 euros. El diputado de Infraestructuras, Luis Alberto Arias, ha
visitado el resultado de la intervención acompañado de representantes municipales,
personal de la empresa adjudicataria y técnicos de la institución provincial.
Esta obra de emergencia se realizó para paliar los daños ocasionados en el estribo este
del puente situado en el punto kilométrico 0+160 de la carretera LE-3607 a causa del
incremento de caudal del río Curueño. Las intensas y continuadas lluvias producidas en
los meses de invierno en la zona de la Montaña Central de la provincia originaron la
crecida del río, lo que provocó una gran erosión en los taludes que protegían el estribo
este del puente, arrastrando el terreno y dejando la estructura totalmente desprotegida.
Una vez que aminoró el caudal del río Curueño y permitió ver el alcance de los daños, la
Diputación tramitó la obra de emergencia para evitar que la siguiente riada afectase a la
plataforma de la carretera.
La actuación ha consistido en la ejecución de sendos muros de protección de escollera
(tanto aguas arriba como aguas abajo del estribo), para restaurar el talud erosionado, a la
vez que protegen al puente existente de la permanente acción del agua. Ambas
escolleras se han asentado sobre terreno compacto para asegurar la estabilidad de los
muros.
Para completar la intervención, se afirmó con zahorra artificial la berma de la carretera en
la zona afectada y se repuso la barrera de seguridad existente en dicho tramo.

Impactos: 62