• La pobreza energética relacionada con la capacidad de los hogares de mantener una temperatura adecuada afecta al 9,1% de la población. Esta situación impacta especialmente sobre las personas vulnerables con las que trabaja Cruz Roja.
  • El impacto de la COVID-19 agrava notablemente la situación de pobreza energética de las nuevas personas atendidas por la Organización.
  • Cruz Roja procurar ofrecer a las familias formación en eficiencia energética, dotarlas de kits de microeficiencia, estudiar sus facturas eléctricas y la emisión de recomendaciones acerca de la posibilidad de solicitar el bono social, cambio de potencia contratada, acometer pequeñas rehabilitaciones en el hogar y otra serie de acciones.
  • Para llevar a cabo esta intervención, Cruz Roja cuenta con el apoyo de empresas como Naturgy o Endesa.

La pobreza energética relacionada con la capacidad de los hogares de mantener una temperatura adecuada en los hogares afecta al 9,1% de la población. Esta situación impacta especialmente sobre las personas vulnerables con las que trabaja Cruz Roja.

Y la crisis económica generada por la COVID-19 no ha hecho sino agravar la situación de vulnerabilidad. Si ya antes de la pandemia el 46% de las personas atendidas por Cruz Roja tenía dificultades para afrontar pagos de la vivienda y suministros, en la población atendida tras la declaración del Estado de Alarma, este porcentaje se incrementa hasta el 70,3%. Por otra parte, el 38,6% de las personas atendidas tras la pandemia también presenta problemas de salubridad en la vivienda (antes era el 31%).

Para apoyar a las personas afectadas por la pobreza energética, Cruz Roja desarrolla diferentes acciones que van desde la atención a necesidades urgentes, las ayudas para el pago de recibos, la entrega de kits de eficiencia energética hasta la participación en talleres de ahorro doméstico.

Mayor respuesta, nuevas metodologías

Para incrementar la intervención en el actual contexto de la pandemia, Cruz Roja ha tenido que adaptar sus metodologías para poder seguir atendiendo a las familias más vulnerables. “Todavía no podemos entrar en los domicilios, ni hacer formaciones en grupo y por ello se está potenciando las llamadas telefónicas individuales y los webinars grupales para ofrecer consejos de buenas prácticas de ahorro energético, asesoramiento con las facturas y detectar a través de estas llamadas cualquier necesidad adicional de intervención en los hogares como obras ante humedades, problemas de temperatura y confort en la vivienda, cuestiones de riesgo eléctrico, sustitución de calderas, etc”, indica Sara Casas, del área de Medio Ambiente de Cruz Roja.

En relación a los datos de Cruz Roja Española en León en 2020 indicar que los/as técnicos/as realizaron 278 llamadas de información, 278 capacitaciones, 278 entregas de kit básicos, 38 entregas de kit personalizados y 2 reformas en domicilio. En el primer semestre de 2021 en este sentido se han realizado 38 llamadas de información, 27 capacitaciones, 27 entregas de kit básico y 4 reformas en domicilios.

En 2020 aumentó en un 36% el número de personas apoyadas por Cruz Roja que recibió kits de ahorro energético con respecto al año anterior, pasando de 13.000 a 28.800 personas atendidas en asesoramientos energéticos, formaciones e incluso con rehabilitaciones en el hogar en los casos más vulnerables. También se vieron incrementadas las entregas de kits en un 80% (de 11.254 kits en 2019 a 20.313 el año siguiente).

Cruz Roja también apoya a las familias con más dificultades en el pago de suministros básicos del hogar como luz, gas o agua para lo que entregó en 2020 cerca de 18.940 prestaciones económicas a más de 11.300 personas vulnerables por valor de más de 2,6 millones de euros. En este ámbito, aunque no aumenta sustancialmente el número de personas beneficiarias, sí que se ha producido en 2020 un incremento del coste promedio de las ayudas para e plago de suministros, principalmente de agua y luz.

El reto de la Organización es ampliar notablemente el número de familias atendidas. Para ello, Cruz Roja cuenta además con el apoyo expreso de empresas como Naturgy y Endesa. En Castilla y León estos apoyos también cuentan con la subvención de la Junta de Castilla y León – Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y que está financiado con cargo a la asignación tributaria del 0,7% del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para la realización de programas de interés general.

Cruz Roja procura ofrecer a las familias formación en eficiencia energética, dotarlas de kits de microeficiencia, estudiar sus facturas eléctricas y la emisión de informe de recomendaciones acerca de la posibilidad de solicitar el bono social, cambio de potencia contratada, acometer pequeñas rehabilitaciones en el hogar y otra serie de acciones

Impactos: 53