El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega; el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán y el alcalde del Ayuntamiento de Mansilla Mayor, José Alberto Martínez, han presentado hoy la obra acometida por las tres entidades para recuperar la antigua panera del Monasterio de Sandoval. La Junta anuncia que seguirá trabajando en la rehabilitación de este monumento, con una inversión de 400.000 euros destinada a la recuperación del cenobio.

La recuperación de la antigua Panera del Monasterio de Sandoval como nueva infraestructura al servicio de la visita, ha supuesto una inversión conjunta de la Junta, la Diputación Provincial de León y el Ayuntamiento de Mansilla Mayor superior a los 350.000 euros (167.000 por parte de la Junta, 180.000 euros de la Diputación y 48.000 del Ayuntamiento). Fruto de esta concertación institucional, se ha recuperado este gran espacio, dotándolo de elementos que permiten la accesibilidad para personas con movilidad reducida y que servirá de Centro de recepción e interpretación del Monasterio.

El monasterio de Santa María de Sandoval, ubicado en la confluencia de los ríos Porma y Esla, es una fundación cisterciense. El conjunto monástico se organiza, fundamentalmente en dos áreas: la iglesia y el claustro, alrededor del cual se distribuyen las estancias monásticas. Fue declarado Monumento Histórico el 3 de junio de 1931. Este inmueble, titularidad de la Junta de Castilla y León, viene siendo objeto de atención continua en los últimos años, tanto por parte de la Junta, que ha invertido hasta la fecha de más de un millón de euros, como por parte de los agentes locales, el Ayuntamiento de Mansilla Mayor y la Asociación Promonumenta. El pasado año se acometió una intervención para consolidar los muros y vanos del claustro segundo y conocer datos de interés sobre este cenobio, con el hallazgo de un zócalo con pinturas de motivos geométricos que ha sido protegida para su posterior restauración.

Se consolida con todas estas actuaciones una de las líneas estratégicas de la Consejería, la colaboración público-privada y la concertación institucional, que como ha señalado Javier Ortega es principio inspirador del anteproyecto de ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León. Igualmente, ha manifestado que “es la sociedad que acompaña a nuestros bienes patrimoniales, y particularmente los pequeños ayuntamientos y asociaciones, el mejor instrumento para poner en valor nuestros monumentos y para hacer más sostenible su gestión”. Ha aprovechado para agradecer el trabajo de la Asociación Promonumenta, del Ayuntamiento de Mansilla Mayor y de la Diputación Provincial de León, “por constituir un ejemplo de entendimiento de la responsabilidad que todos tenemos en el cuidado y protección de nuestros bienes patrimoniales y de la capacidad que éstos tienen de generar riqueza y empleo y de contribuir a la cohesión social de una Comunidad”.

Nueva intervención en el cenobio

Ortega ha anunciado que como continuación al proceso de recuperación y puesta en valor del cenobio, la Consejería ha encargado un proyecto para consolidar la parte norte del primer claustro, actualmente apuntalada con una estructura de acero, que permitirá completar este claustro y hacer posible el desarrollo de algunas actividades públicas en su interior. Esta obra, que tiene un presupuesto cercano a los 400.000 euros está previsto que pueda iniciarse en este año 2021.

Estas actuaciones, junto a las iniciativas que ya viene poniendo en marcha el Ayuntamiento, como el SandoBici o la financiación por parte de la Junta de Castilla y León de la contratación del personal necesario para la apertura del inmueble y su mantenimiento, contribuyen a promover, difundir y dinamizar una de las principales riquezas de la comarca e incrementarán aún más su atractivo turístico, especialmente en este año Jacobeo.

Impactos: 23