El presidente de la institución, Eduardo Morán, ofrece la asistencia técnica necesaria a los ayuntamientos para que puedan adherirse a la Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores que promueve la Organización Mundial de la Salud

La Diputación leonesa será la segunda del país, después de Barcelona, que participa en la iniciativa ofreciendo su colaboración al Imserso, entidad encargada de desarrollar la propuesta del organismo internacional en España

El proceso contará con la participación activa de los propios mayores para definir en cada una de las fases las líneas de actuación necesarias   

El presidente de la Diputación Provincial de León, Eduardo Morán, ha ofrecido este lunes al Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) toda la capacidad técnica y humana de la institución que preside para que los ayuntamientos leoneses puedan adherirse a un programa pionero de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que pretende prestar una atención integral a las personas mayores en las poblaciones en la que viven.

El proyecto, denominado Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores, está siendo pilotado en España por el Imserso. En virtud del ofrecimiento de Morán, la Diputación ayudaría a todos los ayuntamientos leoneses que lo deseen a elaborar con solvencia todos los estudios e informes necesarios para cumplir con los protocolos establecidos por la organización internacional y poder adherirse a la iniciativa, que contará en todo el proceso con la participación activa de los propios mayores para definir en cada una de las fases las diferentes líneas de actuación necesarias.

La Diputación leonesa sería la segunda de todo el país, después de la de Barcelona, que ofrece toda su capacidad técnica al instituto estatal para que los municipios, especialmente los más pequeños y que carezcan de esos medios técnicos y humanos, puedan integrarse en la red. El máximo responsable de la institución provincial también anunció que se estudiará la posibilidad de incluir actuaciones enmarcadas en esta iniciativa en los planes provinciales que ya desarrolla la Diputación, conjuntamente con los ayuntamientos de la provincia.

El ofrecimiento del presidente provincial se plasmó durante una reunión que Eduardo Morán ha mantenido a primera hora de la mañana de este lunes en la Ciudad del Mayor de la capital leonesa con el director general del Imserso, Luis Alberto Barriga Martin.

La Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores, promovida por la OMS desde 2010, surgió como respuesta al rápido envejecimiento de la población y con el objetivo de conectar ciudades, comunidades y organizaciones en todo el mundo con la visión común de crear lugares donde las personas puedan envejecer dignamente y con calidad de vida, incorporando la perspectiva del envejecimiento en la planificación de las políticas, especialmente las políticas locales.

El proyecto forma parte de la estrategia para la Década del Envejecimiento Saludable (2021-2030), aprobada el pasado diciembre por la Asamblea General de Naciones Unidas y está en consonancia con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Más de 1.200 ciudades y comunidades se han adherido a esta Red Mundial en 46 países y, en España, cuenta con 197 ayuntamientos. España es el segundo país con más municipios participantes, después de EEUU.

Necesidades específicas

El porcentaje de habitantes de 65 y más años representa el 26,4% de la población en la provincia de León y, de acuerdo con las proyecciones realizadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en los próximos 50 años, la esperanza de vida se incrementará en casi 4 años, lo que constata la progresiva y continua elevación del índice de envejecimiento. “El reto demográfico tiene especial incidencia en el medio rural al concurrir otras circunstancias socioeconómicas que lo agravan aún más y los municipios de menos de 20.000 habitantes, mayoritarios en la provincia de León, necesitan a las instituciones supramunicipales para abordarlo”, apuntó el presidente de la Diputación.

La OMS propone ocho líneas de trabajo para facilitar la coordinación entre las distintas áreas municipales y el tejido asociativo local con aspectos como los espacios al aire libre y edificios, el transporte y la movilidad, la vivienda, el respeto y la inclusión social, la participación social, la comunicación e información, el trabajo y la participación ciudadana y los servicios sociales y de salud.

Impactos: 24