El comité ejecutivo del Círculo Empresarial Leonés se ha reunido esta mañana con el nuevo gerente provincial del ECYL, Ricardo Fernández Morueco, en la que ha sido la primera toma de contacto entre representantes de la asociación empresarial y el máximo responsable del Servicio Público de Empleo de la Junta en León, nombrado hace unos días en sustitución de Francisco Javier Otazu.

Un encuentro muy cordial, celebrado en la sede del CEL, con el objetivo de “iniciar una relación de colaboración lo más fluida posible para facilitar desde la administración todas las herramientas necesarias y remover los obstáculos para que las empresas puedan generar empleo, beneficiándose con ello toda la sociedad”, explicó Fernández Morueco al término de la reunión.

Las propuestas y planteamientos que el CEL trasladó al gerente provincial del ECYL tocaron temas como el teletrabajo y las distintas fórmulas para incentivarlo y atraer a teletrabajadores a la provincia; la recuperación de las jornadas de difusión de las líneas de subvenciones para lograr que no se pierdan fondos por falta de solicitudes empresariales; el preocupante problema de la formación para el empleo, con programas muy rígidos y poco ajustados a las necesidades empresariales reales; las dificultades endémicas del ECYL en su labor de intermediación e inserción laboral; la recuperación del programa de becarios subvencionados en colaboración con la FGULEM; la creación de una bolsa de empleo formada por trabajadores con discapacidad; etc, cuestiones que también afectan a la Dirección Provincial de Trabajo y al gobierno de la nación.

Ricardo Fernández Morueco recogió todas estas sugerencias y peticiones para trasladarlas a los órganos superiores de la Consejería de Empleo e Industria. Reconoció que “el flujo de información falla en ocasiones y se quedan sin ejecutar partes del presupuesto de determinadas líneas por desconocimiento y falta de solicitudes”. En este sentido, se comprometió a implantar un sistema ágil de comunicación e información con la asociación para hacer llegar a las empresas, a través del altavoz del CEL, tanto las líneas de ayudas como de cursos de formación, de forma sintética y comprensible para las pymes y micropymes.

Impactos: 21