OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El alcalde de León, José Antonio Diez, acata el último ataque del gobierno Sánchez a la línea de vía estrecha de León y todo el territorio por el que circula desde la capital hasta Cistierna. Las situaciones que el PSOE maquilla como provisionales ocultan un ataque definitivo contra un servicio público clave como es Feve y su conexión con los pueblos de la montaña central. Plantar un vehículo entre Padre Isla y La Asunción es un insulto a la inteligencia y la coartada del PSOE para impedir que el tren de vía estrecha llegue al centro de León y justificar su cierre. Desde 2018, el Gobierno Sánchez  lleva prometiendo una normativa que no llega y que no tiene intención de aprobar, y además parece que no han tenido tiempo para comprar los trenes, la última coartada. León ya se ha dado de bruces con los PGE 2021 al contemplar 14 millones de euros cuando el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, aseguró en noviembre de 2018 que Feve contaría con 55 millones para “modernizar la línea”.

“¿Cómo es posible que desde 2018 el PSOE no haya tenido tiempo para comprar los trenes y ahora, casi 4 años después, lo anuncie pidiendo otra prórroga para poder prometerlo de nuevo en la siguiente campaña electoral? ¿Cómo es posible que el alcalde Diez trague con ello? ¿Cómo es posible que la Unión del Pueblo Leonés (UPL), firmante del ‘pacto de la vergüenza’ con el mismo Ábalos en 2019 consienta este nuevo atropello a León y a los pueblos de la Montaña, especialmente?”. Con estas preguntas del concejal Eduardo Tocino ha reaccionado hoy el Grupo Municipal del Partido Popular ante el anuncio de que el gobierno Sánchez alargará la agonía de Feve otros tres años.

La gestión socialista en el Ministerio de Transportes y en el Ayuntamiento de León han convertido a Feve en un disparate similar a cuando el entonces alcalde de la ciudad instaló un tranvía en la Plaza de San Marcelo, provocando además la ruina de la zona de Fernández Ladreda con aquel peregrino proyecto.

La noticia ahora es que el alcalde de León, José Antonio Diez, acata el último ataque del gobierno Sánchez a la línea de vía estrecha de León y todo el territorio por el que circula desde la capital hasta Cistierna, ya que Renfe ha trasladado al regidor que la llegada del tren a la Estación de Matallana no será hasta dentro de tres o cuatro años.

“Las situaciones que el PSOE maquilla como provisionales ocultan un ataque definitivo contra un servicio público clave como es Feve y su conexión con los pueblos de la montaña central. Plantar un vehículo entre Padre Isla y La Asunción es un insulto a la inteligencia y la coartada del PSOE para impedir que el tren de vía estrecha llegue al centro de León y justificar su cierre”, ha insistido Tocino.

Desde 2018, el Gobierno Sánchez  lleva prometiendo una normativa que no llega y que no tiene intención de aprobar, y además parece que no han tenido tiempo para comprar los trenes, la última coartada. León ya se ha dado de bruces con los PGE 2021 al contemplar 14 millones de euros cuando el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, aseguró en noviembre de 2018 que Feve contaría con 55 millones para “modernizar la línea”.

Estas maniobras “forman parte de la estrategia para alargar una agonía mientras los ferrocarriles vascos y catalanes recibirán en 2021 ingentes cantidades de inversión del Gobierno, al igual que llevan haciendo desde 2018 para mantenerse en el poder. El PSOE vende los intereses de la provincia y a los alcaldes de los pueblos que comunica la línea, a los ajenos y a los propios alcaldes socialistas”, explica el edil popular.

El Partido Popular ya denunció en su momento el intento del Ministerio de Transportes de pretender cerrar FEVE al impedir que llegue al centro de León que es la mejor coartada que tienen para que descienda el número de viajeros, aún más de lo que ha hecho, y de esta forma justificar su cierre. La propuesta del autobús es un timo y engaño a los leoneses que lo revisten de ‘bus eléctrico’ para intentar ocultar que tras la moción de censura en 2018, lo único que ha hecho el gobierno socialista de Pedro Sánchez es atacar e intentar cerrar la línea.

La UPL mira para otro lado

Mientras tanto, UPL consiente este timo cuando el punto 4 del pacto firmado con el propio Ábalos para obtener la gobernabilidad de la Diputación Provincial incluía concluir la integración de Feve en la ciudad y la modernización y potenciación de toda la línea.

Tocino ha recordado que “el contrato recurrido por comenzar comprando 4 trenes en la etapa socialista e ir aumentando irregularmente hasta más de 20 trenes ahora se pone como excusa, cuando desde 2018 nada han hecho sino arruinar la línea. El alcalde pretende junto con Renfe y el ministro Ábalos engañar a los leoneses y crear un servicio del tercer mundo por mucho que a un autobús o “tartana” se le revista de eléctrica. Después de invertir en poner los carriles, urbanizar y la seguridad y señalización para trenes quieren tirar todo ese dinero público por la borda para meter un bus. Poco tiempo pasará para que la propuesta del PSOE sea liquidar la línea y cerrarla para que al autobús sea el que haga todo el recorrido hasta Cistierna”.

Impactos: 32