Desde León Despierta apostamos por convertir nuestra ciudad en un lugar para que sea vivido por la ciudadanía y no por los coches.

La ciudad de León necesita un Plan de Movilidad Urbana sostenible que se cumpla; este Plan ya recoge, avalado con informes técnicos, la peatonalización de Ordoño II como arteria principal de la ciudad e incluye un carril bici bidireccional que conectaría con otros a proyectar o ya planteados.

Sorprendidos en su momento por la decisión de aparcar la peatonalización tras esperar más de año y medio la postura de Cs que acabo en rechazo, aunque el PP contaba con el apoyo de todos los grupos de la oposición,  parece que los buenos gestores no consideraron trece apoyos mejor que cuatro.

Ante la petición del PSOE para un pleno extraordinario, no entendemos que no lo hagan en uno ordinario, más teniendo en cuenta que muchos de ellos llegan casi sin contenido, por lo que nos parece que la fórmula elegida no es la adecuada, habiendo plenos que pasan sin pena ni gloria y sesiones que se celebran en tiempo record, con el añadido que cada una de estas celebraciones tiene consecuencias en las arcas municipales que se podrían evitar.

También hay que recordar que se han producido a lo largo del mandato incumplimientos de los acuerdos plenarios, por lo que sabiendo que los populares pueden alargar el asunto a su conveniencia, puede suceder como (por ejemplo) con el estudio de remunicipalización de la ORA, donde se intente dejar en el olvido, eso sí, tras un apoyo aparente, lo que agrava la sensación de gasto inútil.

Se debería explicar a la ciudadanía si la modificación o paralización de la ya carísima obra de Ordoño II supondrá un desembolso a mayores de la caja municipal y cuál sería el mismo.

Desde el comienzo de las obras León Despierta explicó que no era necesaria una inversión tan grande como la que se está acometiendo para la peatonalización y la proyección de un carril bici bidireccional, que esta peatonalización conlleva mejorar los transportes urbanos e interurbanos para la mejora del tráfico a la ciudad y que en  el año de la Ciudad Gastronómica no era la mejor opción para comenzar las obras teniendo en cuenta que nunca cumplen los plazos dados.

Proyectar una ciudad de futuro, sostenible y para vivirla por la ciudadanía no debería ser moneda electoral de los partidos políticos y si la prioridad para que León siga creciendo y no muriendo día a día.

Impactos: 65