Recientemente se ha cerrado la convocatoria de ayudas a la incorporación de jóvenes a la agricultura con la presentación de 219 expedientes en la provincia, y de estos 111 en la rama ganadera, sobre todo en explotaciones de ganado extensivo en zonas de montaña. Siendo positivo el dato del elevado número de incorporaciones, y positivo el dato de que una gran parte se produzcan en las zonas más desfavorecidas de montaña de toda la periferia norte y oeste de la provincia, ASAJA considera que la superficie de pastos disponible es escasa y por lo tanto puede poner en peligro la viabilidad de las explotaciones, siendo más vulnerables las de los jóvenes que empiezan la actividad.

ASAJA se ha dirigido al consejero de Fomento y Medio Ambiente, el leonés Juan Carlos Suárez Quiñones,  y al de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero García, para que actúen en el territorio de la montaña leonesa con medidas que mejoren tanto el fomento de más y mejores pastos, como la propia gestión de los mismos. Mejoras en los pastos que han de consistir en desbroces o quemas controladas para eliminar matorral de fincas que en su día fueron de pasto o cultivo, así como preservar estas zonas de plantaciones forestales que supondrían un cambio  de uso. Otra actuación que apunta ASAJA es aumentar la superficie de riego de prados de siega, que es lo contrario de lo que está ocurriendo en la actualidad, ya que las presiones de las confederaciones hidrográficas y de la Junta sobre los propietarios están haciendo que cada año queden más prados sin regar.

Por otra parte, ASAJA ha puesto de manifiesto las características de la propiedad en la montaña leonesa, donde la superficie más importante es de terrenos públicos, muchos catalogados como Montes de Utilidad Pública, y donde la propiedad privada la conforman decenas de miles de pequeñas parcelas en manos de pequeños propietarios. Esto último complica sobremanera la gestión de los pastos y de los rebaños.

Por las razones expuestas de superficie de pastos y características de los mismos, ASAJA considera que la montaña leonesa no pueda dar sustento a muchas más cabezas de ganado de las que tiene en la actualidad, por lo que si se está aumentando la cabaña ganadera por la incorporación de jóvenes y por el necesario redimensionamiento de las explotaciones, es necesario actuar para aumentar la superficie de pastos y la productividad de los mismos.

No es la primera vez que ASAJA incide en esta cuestión. En la campaña electoral de las elecciones autonómicas de 2019 la organización agraria planteó a los partidos políticos, y en concreto al PP, la actuación en 20.000 hectáreas de pastos en los montes de la provincia de León a lo largo de la legislatura. Esta actuación podría ejecutarse en su totalidad con fondos europeos a través del Programa de Desarrollo Rural, y podría contar con la flexibilidad normativa aprobada por la UE con motivo del COVID19.

Impactos: 29