El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, acompañado del vicepresidente y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, y de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, han explicado en rueda de prensa las nuevas medidas adoptadas por el Consejo de Gobierno extraordinario celebrado hoy.

Alfonso Fernández Mañueco ha afirmado hoy que, tras la evolución de la pandemia del coronavirus, en función de la cual se han ido tomando las medidas necesarias para afrontarla, hoy el Consejo de Gobierno acaba de adoptar nuevas iniciativas, algunas especialmente complejas y difíciles. Por ello, ha apelado a la responsabilidad de toda la sociedad a la hora de colaborar en su cumplimiento.

En este sentido, ha anunciado que la Junta de Castilla y León ha decidido hoy el cierre colegios y centros educativos, medida que se extiende también a  los centros públicos, así como el incremento de las limitaciones y restricciones de visitas a centros de servicios sociales.

Pero, teniendo en cuenta que estas medidas no son suficientes y siguiendo las recomendaciones del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades, el presidente de la Junta ha subrayado que es necesario incrementar las actuaciones de contención social, de reducción de la movilidad y promover el distanciamiento de personas que evite en lo posible la propagación del virus.

Por ello, y tras los episodios de Miranda de Ebro y de la capital de Burgos, donde se han implantado medidas restrictivas que previsiblemente haya que ampliar a otras zonas de la Comunidad, y siguiendo las propuestas del personal técnico de la Consejería de Sanidad,  Fernández Mañueco ha anunciado hoy que la Junta va a solicitar al Gobierno de la Nación la declaración del Estado de Alarma en Castilla y León. Esta solicitud se realiza en virtud de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, que permite al Gobierno declarar el estado de alarma en todo o parte del territorio cuando se produzcan alteraciones graves de la normalidad por distintas causas, entre las que están las crisis sanitarias, tales como las epidemias y las situaciones de contaminación graves.

Sin embargo, mientras el Gobierno de la Nación toma una decisión respecto a esta solicitud, el presidente de la Junta de Castilla y León ha planteado la necesidad de realizar una doble recomendación. Por un lado, la limitación de la actividad y la no apertura de cualesquiera establecimientos comerciales y de ocio, a excepción de los dedicados a suministros médicos, farmacéuticos, alimentos o bienes esenciales. Y por otro, también ha recomendado a todas las personas que reduzcan su movilidad y eviten acudir a cualquier espacio abierto o cerrado en el que puedan producirse oncentraciones de personas que no permitan respetar las recomendaciones sanitarias sobre las distancias interpersonales para evitar el contagio.

Impactos: 30