El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha asistido hoy a la puesta en marcha de las obras de la Residencia de Mayores Puente Ladrillo, primer centro que se construye ya íntegramente adaptado al nuevo modelo de atención ‘En mi casa’ y con el que se viene a reforzar la ya de por sí gran dotación residencial con la que cuenta la Comunidad. Castilla y León es la Comunidad con mayor cobertura total de plazas residenciales por habitantes (48.000 plazas, 7,86 por cada 100 personas mayores) y con mayor cobertura pública (37.000 plazas financiadas públicamente, 6,08 por cada 100

personas mayores). De este modo, según los datos de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, Castilla y León es la única comunidad que cumple la ratio de 5 plazas públicas por cada 100 personas mayores de 65 años.
Como una de las prioridades de la legislatura, Fernández Mañueco ha insistido en que desde la Junta de Castilla y León se va a seguir favoreciendo el envejecimiento activo, reduciendo los plazos para las prestaciones de dependencia, mejorando los servicios de Ayuda a Domicilio y de Teleasistencia, y dando nuevas respuestas ‘en red’ al problema de la soledad.

La Residencia Puente Ladrillo, que cuenta con un presupuesto de 18 millones de euros (15,5 millones para la obra y 2,5 millones para equipamiento), se construirá en una parcela de 13.800 metros cuadrados que ha sido cedida por el Ayuntamiento de Salamanca, con un plazo de ejecución de obra de 40 meses.

El nuevo centro dispondrá de 170 plazas residenciales para personas mayores en situación de dependencia (88 individuales y 41 dobles), además de otras 16 de estancias diurnas asignadas al Centro de Día. Ambos recursos se prestarán dentro del nuevo modelo de atención residencial centrada en la persona, (modelo ‘En mi casa’) que se está implantando en las residencias para personas mayores dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales, mediante la creación de unidades de convivencia y que pretende proporcionar una atención basada en los intereses y preferencias de las personas mayores, fomentando, en la medida de lo posible, su participación efectiva.

De hecho, en la Residencia de Mayores Puente Ladrillo se van a implantar 12 unidades de convivencia y, al igual que, el resto de centros residenciales de personas mayores dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales, contará con plazas de convalecencia sociosanitaria, donde se prestan cuidados sanitarios de larga duración y atención sanitaria a la convalecencia, a las personas mayores que lo precisen.

Impactos: 52