Las declaraciones del consejero de la presidencia de la Junta de Castilla y León, Angel Ibáñez considerando a la Fundación Villalar como un ejemplo de consenso demuestra su absoluta desfachatez y miopía solo justificable en los intentos del Partido Popular, PSOE y Ciudadanos de mantener una fundación absolutamente despilfarradora que no sirve más que de cuna de medradores y que se gasta nada más y nada menos que un millón de euros al año en un intento vano de adoctrinamiento, que tanto critican a otras comunidades autónomas.

Desde UPL, que nunca hemos participado en tal Fundación, hemos acudido últimamente a esa institución con el único fin de conseguir, precisamente, su disolución, por entender que esta fundación carece de sentido alguno en su existencia, que no existe unanimidad para su mantenimiento y que los fondos que destina la Junta para la misma, perfectamente podrían servir para paliar las deficiencias en sanidad y educación que todos los colectivos profesionales demandan y que siempre el argumento es la falta de medios económicos.

Más les valía al Partido Popular y su socio de gobierno Ciudadanos y PSOE que dejaran de hacer declaraciones vanas pretendiendo justificar la existencia de esta fundación y realmente se dediquen a solucionar los múltiples problemas de esta comunidad, y más concretamente de la Región Leonesa, asolada por la despoblación, el paro y falta de actividad económica.

Eduardo López Sendino

Vicesecretario de Unión del Pueblo Leonés

Impactos: 30