Escribimos estas páginas viajando en tren desde Madrid a León y de León a Madrid, para realizar unas conferencias, acerca del entrenamiento amable para el bienestar, desarrollo local y de las personas. Llevamos más de dos años investigando la percepción de la pérdida en pueblos como Villamarco, y otros de las comarcas de los Oteros y Tierra de Campos en la zona leonesa, que serían extrapolables a otras localidades que habíamos estudiado

anteriormente como por ejemplo en Guadalajara y Zamora, y que son para nosotros un botón de muestra de paisajes y paisanajes, de espacios deshabitados, despoblados, son la España vaciada.

Son territorio del silencio. A pesar de que los ciudadanos intentan una y otra vez poner en valor el territorio, sus costumbres, sus productos, el aire…Y mientras tanto la política, se desarrolla a golpe de posverdad, noticias falsas, pactos y como cantaba Aute en Sillón de mis entretelas, mi despachito oficial, me quieren quitar el cargo, yo no me largo, que este

chollo no lo suelto, me lo he ganao…https://www.letras.com/alta-densidad/770640
Un sinfín de argumentos hostiles colocan a unos y otros en el mapa de la descalificación.
Pero ¡oh! Sorpresa ¿con gobiernos en funciones, la economía avanza?…

Invitamos a los lectores, una vez más, a que reflexionen sobre la tranquilidad, el respeto, el cuidado de un mismo y de los demás. Y un proceso que cada día consideramos más necesario, la lealtad con uno mismo y con los demás, con la patria chica y la grande, lealtad en el juego geopolítico interno y externo y el afrontamiento de las resistencias culturales.
La política amable, lejos de pasar de puntillas sobre los conflictos, propone un abordaje onírico, un afrontamiento de las pérdidas.
La distancia crítica para mejorar la superación de las quejas y el dolor por la falta de vida en los pueblos, la separación y la inmigración a otros escenarios.
Desde el IEEAB (Instituto Europeo de Entrenamiento Amable para el Bienestar), proponemos entrenar a los políticos, en gestión del equilibrio y la negociación, para el bienestar de los ciudadanos, un bienestar físico, psíquico, social y global. Los leoneses, los españoles son lo que respiran, lo que beben y comen, lo que huelen, miran, oyen, tocan, sienten y piensan.

El entrenamiento amable es un acompañamiento para afrontar y superar las pérdidas, el dolor, la rabia, el miedo, la soledad, la tristeza, la fatiga y el cansancio y la añoranza de promesas incumplidas. El entrenamiento amable es un acompañamiento para superar la incredulidad, la confusión, la negación y por tanto la ansiedad, la inmovilidad y el aislamiento social.
El EAB (Entrenamiento Amable para el Bienestar) es un acompañamiento para soñar, para mejorar la alimentación del cuerpo, la mente y el alma y afrontar el agotamiento al que consciente o inconscientemente nos abocan los representantes que hemos elegido. Quizás no sea una casualidad que al escribir esta líneas siguientes, en España se haya producido una debate de investidura para la elección de presidente del gobierno, como que tampoco sea una casualidad que haya habido una declaración del ayuntamiento de León y unos cuantos ayuntamientos más reclamando la autonomía para la región leonesa Y todo ello porque la amabilidad política está justo enfrente del oportunismo político o del oportunismo como conducta que supone anteponer el interés propio dejando de lado valores estéticos y éticos con el fin de conseguir objetivos personales o particulares de un grupo frente a los de otro.
También podemos considerar el oportunismo político o económico como la competencia de aprovechar los errores del otro, de aprovechar oportunidades que generan esos errores, de aprovechar riesgos, debilidades, amenazas del otro y finalmente de aprovechar las distracciones. El oportunismo es una tendencia con la significación hacia la falta de integridad. En cualquier proceso de amabilidad política, tendríamos que distinguir la amabilidad de escaparate la amabilidad de la tienda y la amabilidad de la trastienda. Dinámica de análisis que es aplicable a la amabilidad política.

Las frustraciones de las personas, de los ciudadanos son aprovechadas por los oportunistas políticos para atraer la aquiescencia de los ciudadanos situacionalmente.
Esa aquiescencia situacional, junto a un voluntarismo político de escaparate, se complica todavía más cuando, en la interacción política, en la comunicación política los legítimos planteamientos antagonistas, se convierten en posiciones opuestas y emocionalmente condicionadas, que no solucionan ni siquiera dan una respuesta inicial a los problemas concretos, a las demandas concretas de los ciudadanos.

Ignacio García Palomero, doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación. Director de IEEAB.
Jesús Lozano Agúndez, doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación. Analista Principal de IEEAB. Coautrores del libro Entrenamiento Amable.

Impactos: 26