El presidente de la institución, Eduardo Morán, y los diputados Luis Alberto Arias y José Pellitero han visitado este lunes los trabajos que se están llevando a cabo en la vía que une La Vid y Vegacervera

La respuesta de la Diputación ha sido inmediata tras las intensas lluvias que provocaron desbordamientos de cauces, desprendimientos y arrastres afectando a la red viaria provincial

El presidente de la Diputación, Eduardo Morán, junto a los diputados de Infraestructuras, Luis Alberto Arias, y Contratación, José Pellitero, ha visitado este lunes las obras de emergencia que se están llevando a cabo a la carretera de La Vid a Vegacervera para dar solución a los problemas que han causado en la red provincial los fuertes temporales de las pasadas semanas. 

Los desbordamientos de cauces de agua, desprendimientos y arrastres han provocado diversos incidentes en la red viaria dependiente de la institución provincial que, de manera inmediata, procedía a intervenir para restaurar la normalidad en las carreteras. La mayoría de ellos se han resuelto con actuaciones puntuales de conservación a medida que los temporales han ido remitiendo y que los ríos han vuelto a sus cauces, como en la carretera de Oza a Peñalba, abierta al tráfico con normalidad el pasado jueves 26 de diciembre. 

Sin embargo, el temporal provocaba otros problemas más graves en otras cuatro carreteras de la red provincial que han requerido de actuaciones de emergencia que han supuesto un coste cercano a los 350.000 euros y en las que se trabaja en diferentes fases para recuperar la normalidad lo más pronto posible. Éste es el caso de la carretera de La Vid a Vegacervera, cuyos trabajos han visitado este lunes el presidente y los diputados, donde hay prevista una inversión de cerca de 120.000 euros, y que consisten en la contención, con dos muros, de una ladera que por efecto de las lluvias se ha desprendido sobre la calzada, así como otras actuaciones. 

Del mismo modo, en la carretera de Pandetrave, con una inversión de 85.000 euros, se está actuando para sustituir un desagüe que se llevó la acumulación de agua y rehacer la carretera afectada por un socavón. Por otra parte, está en marcha la reposición del firme y una escollera en la vía que da acceso a la localidad de Lois con un presupuesto de 40.000 euros, y se encuentra en fase de tramitación urgente el proyecto de reparación del tramo de la carretera de Sahelices del Río, que fue arrastrado por el río Cea, siendo ésta la obra de importe más cuantioso, con 100.000 euros. 

Estas obras ponen de manifiesto que la Diputación provincial, y más concretamente el área de Infraestructuras que dirige el diputado Luis Alberto Arias, han reaccionado con la mayor rapidez posible para minimizar al máximo a los vecinos de la provincia las consecuencias de las inclemencias climatológicas lamentando los trastornos ocasionados. 

Cabe recordar que la red de carreteras provinciales tiene una longitud de 3.310 kilómetros, una de las más extensas de España, con un total de 746 vías y que, en este sentido, tal y como ha manifestado este lunes el presidente de la institución, “hacemos todo lo humana y técnicamente posible para que estén en el mejor estado”.

En los últimos seis meses, la Diputación ha recibido obras de mejora en la red provincial de carreteras por un importe total de 1.071.819 euros. Se trata de las vías de Prado a Robledo de la Guzpeña (428.700 euros), de Vega de Espinareda a Burbia (225.595 euros), de Matadeón de los Oteros a Santa María (238.770 euros) y la rotonda de Villadepalos (178.754 euros).

 

Impactos: 48