El volumen almacenado alcanza los 2.309,2 hm3, el máximo histórico a esta fecha

 Los embalses de la cuenca gestionados por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) finalizan este año 2019 con unas reservas al 80,3% de su capacidad total y un volumen embalsado de 2.309,2 hm3, el máximo histórico a esta fecha. 

Unos datos que suponen un 64% más que la media de la última década y un 30% por encima del valor del año anterior, lo que confirma las buenas expectativas de cara a 2020. Con los valores actuales, la campaña de riego estaría garantizada en todos los sistemas, siempre pendientes de la evolución de la zona Adaja, que ha superado ya los registros de la media de los diez años anteriores, lo que confirma unas perspectivas favorables. 

La práctica totalidad de los sistemas están en estos momentos por encima del 70%-80% de su capacidad total, con valores cercanos al 90% en el caso de los embalses de León (86,5%) y sistema Carrión (83,6), según el último informe del organismo de cuenca. 

Tras el paso de las sucesivas borrascas, y aprovechando la bajada de los caudales circulantes de los ríos de la cuenca, se ha procedido a realizar desembalses controlados para recuperar los resguardos. Precisamente, la gestión de los embalses ha jugado un papel decisivo para laminar las puntas de avenida registradas y atenuar los posibles daños aguas abajo.

Según el último parte del Sistema Automático de Información Hidrológica,
SAIHDuero, solo seis estaciones de aforos permanecen en alerta actualmente, con
tendencia descendente en los próximos días. La situación de estabilidad de los ríos
de la cuenca y las previsiones meteorológicas apuntan a que el episodio de
avenidas podría finalizar en los primeros días del mes de enero.

 

Impactos: 21