El grupo municipal, liderado por Mari Carmen Álvarez, se solidariza con las demandas de un colectivo castigado por la precariedad y los innumerables imcuplimientos de la Junta de Castilla y León.

 

   Para la concejala de Podemos “la situación contractual de este colectivo es totalmente injusta, de hecho, ni siquiera se reconoce su figura, tal y como hacen la mayoría de las comunidades.”

 

Con contratos temporales que no llegan a un mínimo de seis meses, los trabajadores se encuentran con dificultader para tener una formación adecuada y, por otro lado, esta situación, entraña un grave peligro para los montes debido al aumento de incendios fuera de temporada, sobre todo en noviembre y marzo, a causa del cambio climático.

 

“Los incumplimientos de la Junta son flagrantes y dañan los derechos laborales de unos profesionales que han demostrado su valía en múltiples ocasiones, tanto dentro como fuera de la comunidad; el colmo del cinismo es negar a esta gente unas dietas de desplazamiento, algo que, dada la naturaleza de su trabajo, es totalmente imprescindible, mientras que los gobernantes autonómicos no tienen reparo en dotar partidas del presupuesto para sus desplazamientos.”  declaró Álvarez.      La creación de la figura de bombero forestal, un convenio de cambio de puesto de trabajo por motivos de salud, la posibilidad de promoción interna o la implementación de un plan de prevención de incendios eficaz, son otras de las demandas de un colectivo que lleva en lucha varios años.

Impactos: 71