Sanchez

En boxeo el arbitro decreto KO al comprobar que el boxeador que ha sido tocado pierde el equilibrio y está desorientado e indefenso.

Si alguien dudaba que Pedro Sánchez es un globo vacío hasta de aire, los quince segundos de KO que sufrió ante las preguntas claras y directas de un periodista, espero que le hayan sacado de dudas.

En la rueda de prensa posterior a su entrevista con el rey, un periodista le preguntó: “¿Pedirá usted perdón a todos los españoles por haber fracasado en la investidura y dimitirá usted como líder del PSOE en caso de no conseguir una mayoría para dirigir el país tras los comicios? Las imágenes de antena tres ahorran cualquier comentario. Fueron quince segundos durante los cuales Sánchez permaneció KO, sin equilibrio, sin poder reaccionar y desorientado. También indefenso porque ese mercenario llamado Ivan Redondo no estaba a su lado para levantarlo de la lona.

Imagínense los cuatro años que nos esperan a los españoles si Sánchez, que ha demostrado no saber reaccionar ante una situación imprevista de las muchas que se van a producir a lo largo de la legislatura, reacciona quedando noqueado. España no puede ser gobernada por un señor que actúa en base a los consejos del Rasputín de la Moncloa. Sánchez está vacío de cualquier contenido que no sea su soberbia, su egolatría y sus bárbaras ansias de poder. Los españoles que piensen votar a Sánchez deberían pensárselo muy detenidamente; un presidente que, por su incapacidad para llegar a acuerdos y su incapacidad mental para hacer frente a situaciones que no van en el guion que Ivan redondo le lleva con el desayuno todos los días, no debe, ni puede gobernar un país de 47 millones de ciudadanos.

Fuente: www.periodistadigital.com

Impactos: 19