Juan Carlos Fernández,” no podemos permanecer indiferentes mientras asistimos a una nueva pérdida de puestos de trabajo en una provincia en crisis laboral”.

El Diputado Provincial en un comunicado, traslada este jueves su solidaridad a los trabajadores de la Clínica Altollano “ante la difícil y dura situación laboral que se les avecina”. “no están solos”. Por ello han ofrecido ” ánimo y apoyo a los trabajadores y sus familias”

Fernández, aseguran que “no podemos permanecer indiferentes mientras asistimos a una nueva pérdida de puestos de trabajo en una provincia en crisis laboral”. El Diputado Provincial, pide medidas urgentes a las Administraciones competentes para dotar de estabilidad a la plantilla en momentos de especial dificultad, de la misma manera que se ha hecho con otras empresas de la provincia y de la comunidad autónoma.

Fernández, no entra a valorar como una clínica de vanguardia con 21 años de experiencia en el sector sanitario y con diferentes reconocimientos entra en concurso de acreedores, lo que si recuerda es que en marzo de 1998 el Presidente de la Junta de Castilla y León, acompañado por otras autoridades nacionales, locales y provinciales, inauguró oficialmente la Clínica Altollano y en estos momentos de incertidumbre laboral insta a las autoridades a que muestren su solidaridad y trabajen conjuntamente para reclamar un plan de futuro para la Clínica con independencia de que algunas formaciones políticas les salga un “sarpullido” si apoyan lo privado.

El sector sanitario privado tiene una vital importancia al cubrir áreas a las que el sistema público no llega o encuentra mayores dificultades y ofrecer una respuesta más rápida y personal en la atención, sin dejar de lado la investigación y siempre abierto a colaborar con la administración, ha manifestado Fernández.

Impactos: 62