Esta empresa, premiada con 6.000 euros, ha ideado un sistema de sensores propio y un módulo de control de riego que activa o desactiva válvulas en función de las necesidades.

La consejería de Economía y Hacienda y la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) han entregado esta semana los IX Premios CLH a la empresa leonesa Hilo Verde Innovación y a la burgalesa Ficosterra, firmas responsables de las dos mejores ideas de negocio de la duodécima edición de la Aceleradora ADE 2020. Este programa, que facilita recursos públicos y privados a los promotores de proyectos innovadores con el fin de que puedan convertirlos en empresas competitivas, está desarrollado a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE). La iniciativa se enmarca en el plan de acogida a ‘startups’ impulsado por el Gobierno autonómico dentro de la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos 2016-2020, que busca estimular el espíritu empresarial en Castilla y León.

En esta ocasión, los galardones han recaído en dos proyectos promovidos en el ámbito de la agricultura sostenible y de precisión, lo que avala el creciente grado de innovación que está incorporando este sector estratégico para la economía de la Comunidad.

La compañía leonesa Hilo Verde Innovación se dedica a desarrollar tecnología para la agricultura 4.0. Lo hace mediante un sistema de sensores propio –que facilita información en tiempo real del estado de hidratación y nutrición de cultivos y zonas verdes– y un módulo de control de riego que activa o desactiva válvulas en función de las necesidades. La iniciativa está orientada a agricultores y empresas de jardinería, paisajismo y áreas deportivas.

Por su parte, la empresa burgalesa Ficosterra, merecedora del otro reconocimiento,  ha sido distinguida por el desarrollo de aplicaciones biotecnológicas para la agricultura y el medio ambiente. En concreto, produce fertilizantes y fortificantes biológicos a partir de una combinación de algas con microrganismos, que hace posible regenerar el suelo y estimular los cultivos, aumentando su resistencia y disminuyendo el consumo de agua y el coste de fertilización. Sus clientes objetivo son fabricantes y distribuidores de este tipo de productos, además de agricultores.

El premio otorgado por la Compañía Logística de Hidrocarburos a esas dos empresas consiste en 6.000 euros para cada una. Constituye un buen ejemplo de colaboración público-privada que la Junta está potenciando a través de la Red de Emprendimiento e Innovación de la que precisamente forma parte CLH.

Impactos: 30