Este miércoles comenzaron en la Virgen del Camino las jornadas de coordinación y entrenamiento (briefing) de los Directores y Jefes de Extinción del operativo de lucha contra incendios de la Junta, que se prolongarán hasta mañana, sábado 21 de julio, en las distintas bases de helicóptero.

Los ingenieros forestales y de montes, así como los agentes medioambientales y celadores de Medio Ambiente son los encargados de dirigir el operativo según los distintos niveles que establece el INFOCAL (Plan de Protección Civil ante Emergencias por Incendios Forestales en Castilla y León). Todos ellos, desde el pasado miércoles y hasta mañana, están participando en las jornadas de coordinación y entrenamiento para mejorar el operativo de la lucha contra los incendios forestales.

En el desarrollo de este operativo es necesaria la coordinación de todos los medios del operativo, tanto los propios de la Junta, que es quién tiene las competencias en materia de Medio Ambiente en la comunidad, como los de otras administraciones, que ponen a disposición de los directores de extinción distintos medios materiales y humanos, como es el caso de Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación (MAPA). Es necesario conocer todos estos medios y poner en común desde su funcionamiento y forma de operar hasta algo aparentemente tan simple como los protocolos para acceso y salida de un helicóptero de forma totalmente segura y que no comprometa ninguna operación.

Por esta razón en estas jornadas se ha tratado de coordinar labores de entrenamiento del personal que dirige los incendios y labores de coordinación de medios aéreos con unidades como el ACO (avión de coordinación de medios aéreos y de observación de incendios forestales), los helicópteros que la Junta tiene desplegados en 4 bases de la provincia -Cueto, Rabanal, Camposagrado y Sahechores- con sus respectivas ELIF (Cuadrillas Helitransportadas) o la UMAP (Unidad Móvil de Análisis y Planificación) ubicada este año en la Base de Rabanal del Camino, junto con una unidad de drones dedicados al seguimiento de la evolución de los incendios tras su detección, especialmente desde la puesta de sol.

Cabe remarcar que, en labores de extinción con medios aéreos, se debe prescindir de usar cualquier tipo de dron a nivel particular que pueda comprometer la seguridad de las operaciones aéreas del propio incendio.

Impactos: 16