(PP) El día 8 de marzo “es una jornada que conmemora los hechos ocurridos en 1908 cuando,  las trabajadoras de una fábrica textil de Nueva York, llamada Cotton,  declararon una huelga en protesta por las condiciones insoportables de trabajo  ocupando la fabrica. El dueño no aceptó la huelga, cerró las puertas y prendió fuego asesinando a las 129 trabajadoras que había dentro.”

El 8 de marzo es una fecha para la conmemoración, la denuncia y la reivindicación de la plena igualdad entre mujeres y hombres en todos los órdenes de la vida en todo el mundo.

(LD)  En estos últimos años, los avances en favor de la igualdad han sido importantes, aunque no suficientes. Debemos ser conscientes  de que estamos todavía muy lejos de ese objetivo, como lo evidencian anualmente los datos de ocupación laboral, realidad salarial y diversas formas de explotación que sufren las mujeres en todo el planeta; las agresiones  sexuales y la violencia de género,  las sobrecargas sociales y familiares que a día de hoy siguen lastrando su desarrollo personal y profesional.

La feminización de la pobreza, la invisibilidad de la mujer en importantes ámbitos de poder y prestigio y, al contrario, su visualización como objeto de comercio a través de la trata de mujeres y niñas, condicionan el avance hacia una sociedad de plena igualdad,

(C´S) La situación socio laboral de las mujeres en España en el último año sigue siendo extraordinariamente precaria: persiste la segregación ocupacional que encasilla a las mujeres en trabajos precarios y peor pagados, el desempleo femenino, sigue siendo más elevado que el masculino, la brecha salarial continua creciendo y el salario femenino supone alrededor de un 76% del masculino; perdura del techo de cristal que impide a las mujeres alcanzar puestos de poder; son las mujeres quienes continúan soportando las dificultades y ausencia de medidas de conciliación, con repercusiones en su propia salud.

Las mujeres siguen trabajando menos horas en un empleo remunerado, asumiendo la gran mayoría de las labores de cuidado y tareas domésticas que no están remuneradas, por lo tanto, siguen realizando jornadas más largas cuando se toma en consideración tanto el trabajo que realizan fuera de casa, como el que dedican al entorno familiar, esta circunstancia limita su capacidad para aumentar las horas en un empleo formal y asalariado.

(PSOE) Los sistemas por los que el salario neto y las prestaciones sociales aumentan con la antigüedad en el empleo, amenazan más aún con incrementar la desigualdad salarial, lo que contribuye a una brecha salarial negativa.

Es imprescindible trabajar para favorecer los cambios necesarios en las actitudes y roles sociales adjudicados a mujeres y hombres, promoviendo una igual remuneración por un trabajo de igual valor a través de la transparencia salarial, la formación y la evaluación  neutra de los empleos en cuanto al género, que identifiquen aquellas prácticas de remuneración discriminatorias que configuran diferencias salariales injustas.

(LeC) Es imprescindible apoyar unos salarios mínimos adecuados e incluyentes, y fortalecer la negociación colectiva.

Es imprescindible aplicar el principio de igualdad de trato de los trabajadores y las trabajadoras en los contratos a tiempo parcial con un trabajo de calidad  normalizado  para todos y todas, así como eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres, incluido el acoso sexual y el acoso por razón de género en el ámbito laboral.

Conseguir este camino por la igualdad entre mujeres y hombres como una transformación social que nos permita a todas las personas igualdad real de derechos y oportunidades, implica que:

Los gobiernos deben:

  • Eliminar la brecha de género en las tasas de empleo y de participación y  hacer frente a la segregación sectorial y ocupacional.
  • (PP) Promover el acceso de todas las mujeres, incluidas las jóvenes, a más  y mejores empleos que den lugar  al acceso a la protección social en particular las prestaciones por maternidad y vejez.
  • (LD) Eliminar la brecha de género en el liderazgo y la toma de decisiones, así como en el emprendimiento.
  • (C´S) Aumentar la inversión social en infraestructura básica y en medidas encaminadas a conciliar los compromisos laborales y familiares.
  • (PSOE) Asegurar que la prestación de cuidados se evalúe de una manera que tenga en cuenta la perspectiva de género.
  • (LeC)Promover empleos decentes y debidamente remunerados en la economía de la prestación de cuidados, centrándose en los servicios públicos, y logrando servicios de calidad   en el cuidado de la infancia  y de personas dependientes.
  • (UPL) Asegurar  políticas económicas sensibles al género que generen empleos, reduzcan la pobreza y promuevan un crecimiento sostenible e inclusivo.
  • Aplicar con rigor todas las leyes y medidas establecidas para avanzar en la igualdad e impedir las discriminaciones.

Y esto sólo lo conseguiremos trabajando en la misma dirección instituciones, hombres y mujeres, reiterando y exigiendo a cada cual un compromiso por conseguir una sociedad más igualitaria, más justa y más democrática.

Impactos: 36