Desde Unión del Pueblo Leonés se ha tenido conocimiento de la precaria situación a la que se ven sometidos los estudiantes de la Universidad de León y estudiantes en general de los centros educativos en relación con los horarios especiales que tienen tanto la biblioteca universitaria, que está cerrada entre el 24 de diciembre y el 2 de enero y 3, 4 y 5 sólo por las mañanas, como la pública, cuyo horario es entre las 8.30 a 15.00 en diciembre y cerrado el 1 y 2 de enero.

Esta situación ha provocado el colapso en estos días de la biblioteca pública, lo que ha supuesto que muchos estudiantes hayan tenido que regresar a sus casas sin poder acceder a la misma.

Desde UPL consideramos que, tanto desde la biblioteca pública como desde la universitaria, no se ha tenido la debida consideración a la comunidad estudiantil con el perjuicio que ello les está ocasionando y que no se puede justificar en modo alguno, salvo desidia o aplicación de unos recortes que nunca pueden ir en detrimento de los estudiantes ni de su derecho a unas instalaciones adecuadas para el estudio, porque es evidente que no todo el mundo tiene lugares de estudio privados donde poder realizar sus labores.

Por todo ello exigimos a la Junta de c. y León, Consejería de Educación, así como al equipo rector de la Universidad que adopte las medidas oportunas y urgentes para solucionar este problema acuciante para los estudiantes.

Impactos: 29