El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y la alcaldesa de Abades, Magdalena Rodríguez, han entregado esta mañana en la localidad segoviana las llaves de las primeras seis viviendas incluidas en el Programa de alquiler social de viviendas en el medio rural. Son viviendas unifamiliares, de 90 metros cuadrados de superficie, y las familias las reciben en régimen de alquiler con opción a compra a un precio de 110 euros al mes, durante un periodo de cinco años.

Se trata de una promoción pública que forma parte de las 136 viviendas construidas por Somacyl repartidas en 20 municipios que fueron incluidas en el Programa de alquiler social en el medio rural, cuyo protocolo firmaron  el consejero de Fomento y Medio Ambiente y los alcaldes de los municipios el pasado mes de julio.

Las viviendas que se han entregado esta mañana son unifamiliares con jardín, de 90 metros cuadrados repartidos en dos plantas, con tres dormitorios, uno en la planta baja, más garaje y trastero y han sido adjudicadas a tres familias de la localidad y a otras tres de fuera a un precio de 110 euros, en régimen de alquiler con opción a compra durante un periodo de cinco años.

Los inquilinos debían estar inscritos en el Registro Público de Demandantes de Vivienda de Protección Pública de la Junta de Castilla y León y disponer de unos ingresos entre 1 y 6,5 veces el IPREM, no disponer de otra vivienda en propiedad y utilizar la vivienda alquilada como lugar de residencia habitual y permanente.

Las seis viviendas de la localidad de Abades formaban parte de una promoción más amplia, promovida por Somacyl, de 17 unifamiliares adosados en tres bloques, de los que se vendieron 11, y cuyo excedente y el de las otras 20 promociones en otros tantos ayuntamientos, hasta un total de 136 viviendas,  se han incorporado y reforzado el  Parque Público de Alquiler.

El fomento del alquiler es el eje prioritario del Programa de Vivienda Social en Castilla y León, sobre el que se viene sustentando la política de vivienda en esta legislatura. Una de las actuaciones fundamentales es la creación de un parque público de vivienda en alquiler, como servicio público de interés general y con especial atención al medio rural.

Así ha quedado de manifiesto en la última reunión mantenida con el Ministerio de Fomento en la que el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, propuso al Ministerio que entre las líneas estratégicas del nuevo plan de vivienda se incluyera una de ayuda a la rehabilitación para la vivienda en el medio rural, a fin de promover la fijación de población. 

Las políticas de vivienda que desarrolla actualmente la Junta de Castilla y León han sido objeto de participación y acuerdo dentro del ámbito del Consejo de Diálogo Social con los agentes sociales y fruto de esos acuerdos surge el ‘Pacto por el Alquiler’, que trata de impulsar decididamente aquellas actuaciones que potencien el alquiler como forma de acceso a una vivienda, transformando así el modelo tradicional que ha sustentado las actuaciones en materia de vivienda.

Visita a la EDAR

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha visitado también la Estación Depuradora de Aguas Residuales, EDAR, de Abades, que tiene una capacidad de 600.000 metros cúbicos al año, en la que se han invertido inicialmente 40.000 euros y cuya explotación está encomendada a  Somacyl desde finales de 2015 y por un periodo de 25 años.  

Entre las actuaciones que ha realizado Somacyl en la EDAR se encuentra un nuevo aliviadero para evitar un mal funcionamiento tras los arrastres provocados por las tormentas, la instalación de un nuevo tamiz de pantalla continua y la instalación de un nuevo sistema de recirculación de fangos, entre otras mejoras.

La política de la Junta de Castilla y León en materia de infraestructuras vinculadas al ciclo del agua está dirigida a garantizar el suministro de agua en cantidad y calidad a todas las poblaciones así como el cumplimiento de los objetivos de calidad de los vertidos de aguas residuales fijados por la normativa europea.

Impactos: 48