Nudillos en la puerta. / Buenos días. ¿Qué desean? / Buscamos a fulano. /

Está en la era trabajando. / Pues mande en su busca, / nos tiene que acompañar /

para tomarle unos datos. / La mujer llama a uno de sus hijos. / Manuel, vete a buscar a padre, / le requiere la autoridad. / El chaval pensó en la palabra, / por el camino fue rumiándola. / A U T O R I D A D. No le gustaba. / La mujer encargó a Petra, / su hija menor, que le comprara a padre / unas alpargatas nuevas. / Encarna, la tendera,  /mira a la muchacha, / casi sin aire en los pulmones. / Le han llegado noticias / de que ninguno de los que se van /  vuelven. / ¡Vuelve, vuelve, vuelve! / Esa será la oración de las mujeres / en las noches de bombas,  / en los días sin sopas, sin risas, / sin las caricias para calentar / el frío que llevarán para siempre / en sus corazones. / ¡Vuelve, vuelve, vuelve! / Y…, cosas de la vida… / después de ochenta años, / en una fosa común, / un par de alpargatas, / aún lozanas, si se les sacuden / los odios, los olvidos y las babas / de los que tienen arrestos / para dar órdenes asesinas; / en una fosa común, digo, / un par de alpargatas / yacen abrazadas por unos huesos /  que tienen el adeene de cada uno / de los que hemos llegado, / después de romperse el infierno.

Cuando los alumnos del 3022, año en el que Naturaleza, ya está dejando que la raza humana salga de debajo de la superficie de Tierra, donde se ha visto obligada a enviarlos, para evitar que el cambio climático, la sociedad de consumo, el calentamiento global y la desigualdad, acabaran con el planeta, cuando los alumnos del 3022, escucharon la historia de los años, muchos, en los que el país estuvo recluido en  el silencio, supieron que aún  tenían mucho que aprender del comportamiento humano.

Neuronada: Este poema quiere ser un agradecimiento a José Cabañas González, autor del libro “Cuando se rompió el mundo. Primera parte. El golpe” y a José Antonio M. Reñones, editor del Lobo Sapiens, que es el que publica esta primera parte de un libro de más de 828 páginas, referencias de 3.000 personas y 500 lugares provinciales, con un centenar largo de imágenes de época y 1.200 notas al pie de página. Es decir muy documentado. José Cabañas González, ha hecho un trabajo titánico, un trabajo que requeriría un gabinete de varias personas dedicadas a investigar, contrastar y redactar cada página. Pues lo ha hecho él solo. Merece un gran  reconocimiento, además de nuestra gratitud, por ayudarnos a desvelar y entender mejor tantas páginas-días, enterrados en muchas fosas comunes en las que la única compañía ha sido el olvido.

Agradecer a Helena García Fraile, nuestra bibliotecaria que siga ahí, organizando presentaciones y charlas culturales, llenas de aprendizaje e intercambio de opiniones. Ella es la creadora de un club de lectura que nos ha dado grandes momentos.

Lo dicho gracias a los que nos acercan la cultura. La cultura es el pan del alma, ya que al que no sabe, se le puede manejar mejor que la que tiene criterio propio.

Que la compasión, una buena palabra, nos acompañe.

Manuela Bodas Puente – Veguellina de Órbigo

Impactos: 203