El informe de la Policía Local aclara que nunca tuvo conocimiento de su colocación que hizo la empresa concesionaria del Ayuntamiento, que produce retenciones pero no aporta soluciones

 

El PP se queda solo para reivindicar una solución al caos de tráfico antes de la vuelta al cole el 9 de septiembre

 

El Partido Popular de San Andrés del Rabanedo ha desvelado que el informe encargado por el equipo de gobierno socialista a la Policía Local sobre el semáforo para peatones instalado en San Ignacio de Loyola reconoce que la regidora socialista, Camino Cabañas, no pidió informe alguno para instalar este dispositivo que, desde que se pusiera en marcha en el mes de mayo, ha provocado numerosos problemas de tráfico en una vía que cuenta ya con otros cuatro semáforos más y con una gran cantidad de tráfico. Una situación aliviada en cierta medida en verano pero que volverá a ser caótico en cuánto empiecen las clases el día 9 de septiembre. Por eso, los populares piden que se regule el tiempo de paso de los peatones y las frecuencias entre éstos y los vehículos. 

 

Algo que desde el PP se propuso en una moción, que se debatió en el Pleno que se celebró el pasado jueves, pero que no obtuvo respaldo de los demás grupos políticos, puesto que tanto PSOE como IU votaron en contra mientras que el resto de grupos políticos optaron por la abstención. “Parece ser que sólo el Partido Popular está preocupado por los atascos que tienen que sufrir los conductores ante la entrada en funcionamiento de un semáforo que colapsa las rotondas cercanas y provoca grandes colas, sólo paliadas por la época estival, y que volverán a producirse en cuanto los centros escolares abran sus puertas en septiembre”, advirtió la portavoz popular, Noelia Alvarez que precisó que tanto el PSOE como otras formaciones políticas insistieron para que el PP retirara la moción, algo que no hizo, y que no contó con los apoyos suficientes para salir adelante.

 

Un semáforo que, como ya sospechaban los populares, se instaló sin informe técnico alguno y que ni siquiera beneficia a los sanitarios de San Juan de Dios que ya optan por dejar el vehículos aparcado fuera del recinto ante el caos que genera la salida al finalizar su jornada laboral. Según el informe de la Policía Local “el semáforo se colocó sin que la policía local tuviera reconocimiento de que se iba a hacer”. A este respecto, la portavoz del PP ha criticado “la forma de gestionar del PSOE que hace todo a su antojo, sin tener en cuenta las repercusiones que pudiera tener y sin importarle para nada los ciudadanos de San Andrés del Rabanedo”. Alvarez advirtió que la regidora tendrá que demostrar ahora si opta por solucionar el problema o por no hacer nada y permitir que San Ignacio de Loyola sea un tapón de tráfico en cuanto empiece el colegio. “Vamos a ver sus verdaderas intenciones, porque tiempo tiene para arreglarlo”, añadió. 

 

Sorprende, además, que según la información recabada por la Policía Local “el semáforo lo colocó la empresa que actualmente lleva el mantenimiento de la red semafórica del municipio, lo que puso hacer a través de un convenio con Adif pero con supervisión del servicio de inspección del Ayuntamiento”. Algo que los populares tildan de sorprendente, sobre todo cuándo fue la propia alcaldesa la que explicó públicamente que el semáforo lo había instalado la Junta de Castilla y León. Además, en el informe técnico la Policía Local hace referencia a otro informe previo realizado en el enero de 2021 dónde plantea soluciones al colapso de tráfico que se produce en esta vía sin pasar por la instalación de nuevos semáforos. 

 

El informe de la Policía Local, que no aporta ninguna solución para mejorar los perjuicios que ocasiona, sí reconoce que con los tiempos establecidos en la actualidad, los vehículos apenas se mueven, produciendo retenciones en los momentos de mayor afluencia de tráfico. La edil del PP ha mostrado su sorpresa por la falta de apoyos para que la moción saliera adelante puesto que lo único que pedían los populares es que se revisarán tanto las frecuencia de paso entre peatones y vehículos así como el tiempo necesario para cruzar, de tal modo que la convivencia entre los vehículos y los peatones fuera beneficiosa para ambas partes.

 

Impactos: 35