El paso de la peregrinación por San Andrés hacia La Virgen del Camino se realizó sin problemas, aunque la Policía Local sí tuvo que intervenir durante el fin de semana por varios delitos

 

 La tradicional romería de San Froilán, que este año volvió a reunir a miles de personas a su paso por el municipio de San Andrés del Rabanedo desde León hasta La Virgen del Camino, se retomó “sin incidencias en ningún momento”. Así lo atestigua el concejal de Policía Local, Máximo Muñiz, que destaca el desarrollo positivo de este encuentro de devotos en la que no faltaron los carros engalanados y los pendones. 

Fue precisamente en el municipio, concretamente junto a las instalaciones del hipermercado E.Leclerc, donde se montaron los pendones y pendonetas que formaron parte de la romería, todo ello sin que hubiera que lamentar ningún incidente, ya que la peregrinación en su conjunto “se pudo vivir como era costumbre hasta la pandemia”, después de que el año pasado no se pudiera celebrar por la situación sanitaria, ahora en clara mejoría en toda la provincia, también en San Andrés. Por eso Muñiz recalca “la colaboración ciudadana y el empleo de los agentes de la Policía Local para que todo saliera como era de esperar”. 

Actuaciones policiales

Más allá de la romería, que fue seguida y controlada en todo momento por los agentes de San Andrés del Rabanedo, la Policía Local sí tuvo que realizar varias intervenciones durante el fin de semana en diferentes puntos del municipio, lo que supuso la imputación de cinco personas por varios delitos. 

Según especifican desde el propio cuerpo policial, el viernes se produjo la primera actuación, al detectar dos positivos en controles de alcohol y drogas. 

Al día siguiente, en la noche del sábado, la Policía Local tuvo que intervenir en una pelea en un establecimiento en el Parque de La Era de Trobajo, donde dos varones fueron agredidos por cinco miembros de una misma familia, que huyeron tras los botellazos y las patadas que propinaron a las víctimas de esta pelea. Ambas fueron trasladadas al Complejo Asistencial Universitario de León con contusiones, en especial una de ellas, que presentaba el tabique nasal roto. Los agentes lograron finalmente identificar a los presuntos agresores. 

Por otra parte, durante la misma noche del sábado se imputaron cuatro delitos contra la seguridad víal, con tasas muy elevadas, concretamente de 0,69; 0,79; 0,91; y 0,98 mg/l  respectivamente, siendo la más elevada una conductora que fue interceptada en un vehículo tras conducir ocupando el carril contrario. 

Desde la Policía Local de San Andrés se informa también de otra actuación en la madrugada del domingo al lunes, concretamente a las 3:40 horas, cuando los agentes observaron en las inmediaciones de Oteruelo con la carretera N-120 una furgoneta que rebasaba un semáforo sin detenerse y que al percatarse de la presencia policial, emprendieron la huida, llegando a 140 km/h por las calles de Trobajo, continuando por Oteruelo y llegando finalmente a Villacedré, donde los ocupantes comenzaron a arrojar plantas de marihuana. 

Según especificaron los agentes, todo hace indicar que las plantas fueron sustraídas de una plantación, motivo por el que huían de la Policía. La fuga continuó por los caminos de Fresno del Camino, donde sin luces se perdió la pista del vehículo, que acaba con la localización de la furgoneta en las inmediaciones de Cuadros. En esta intervención colaboraron efectivos de la Policía Nacional, Policía Local de León y Guardia Civil, que lograron la localización de la furgoneta y la identificación de los ocupantes.

Impactos: 80