La organización afirma que la opacidad y la dejadez de las instituciones durante muchos años, la falta de recursos y de un plan museístico serio deja al MUSAC abandonado.

El museo necesita una dirección y la configuración de un equipo estable que dé operatividad al museo, además de fondos presupuestarios acordes con su importancia. Para IU, la colaboración con otros museos de arte contemporáneo sería una de las fórmulas a trabajar para hacer más atractiva su oferta cultural, a la par que se debería trabajar con artistas locales para su máximo aprovechamiento.

Carmen Franganillo, coordinadora local, explica que “La situación de los museos en León ha sido siempre precaria, y ya son muchos los ejemplos de falta de fondos para mejorar la oferta cultural de León. Todo ello en una ciudad idónea para estos fines, dado el enclave y la importancia histórico-artística de muchos edificios y del acervo cultural local. Es conocida la necesidad de inversiones que tiene, por ejemplo, el Museo Conde Luna, o el Museo arqueológico provincial, el cual, a pesar de tener un buen equipo, y de funcionar plenamente, no tiene los recursos suficientes para mantener muchas de sus actividades.“

Todo ello, en un contexto de crisis, para la cual, una de las salidas, entre muchas otras, es el incremento de las actividades culturales en la ciudad y su alfoz.

En el Museo de arte Contemporáneo, actualmente no funciona ni siquiera la cafetería, cuya gestión nos cuesta medio millón de euros, ante la dejadez de su departamento, que ha evitado tomar decisiones ante los informes negativos de la dirección del museo, cuestión ésta arrastrada desde hace años.

Víctor Bejega, secretario de organización de IU habla de la “necesidad de transparencia en cuanto a la gestión del MUSAC, que siempre ha adolecido de una gran opacidad, siendo acusada en ocasiones de trato preferencial entre amigos, y pide al Ayuntamiento y a la Diputación de León que defiendan ante la Junta de CyL la necesidad de que se den explicaciones sobre el futuro del museo y que se realice un plan de viabilidad que ponga en marcha al que debería ser el Museo de arte contemporáneo de referencia en la Comunidad Autónoma, con todo lo que ello conlleva. Todo esto, mientras obras que deberían estar expuestas en el museo, están en este momento en los despachos de algunos políticos de la Junta. Es posible que la Junta no tenga mucho interés en la promoción de la cultura, o en la autonomía del Museo, que pasa a estar dirigido desde otra provincia, lo cual no tiene sentido, y parece que las razón podrían ser obtener el control absoluto desde la Junta, puesto que lo contrario a ello, la autonomía y la ampliación de la propuesta cultural, llevada a cabo con seriedad y rigor, lleva implícito fomentar el pensamiento crítico. Algo que no gusta en los ambientes neoliberales.”

Para finalizar, IU alienta a las instituciones a una apuesta clara por la cultura en la zona, a pesar de que  “debemos ser conscientes de que para que se dé una revolución en este campo y una reforma importante, tiene que haber un sustrato alentado por el mundo de la cultura y sus actores principales, los propios artistas”.

Impactos: 25