El Centro para la Defensa del Fuego (CDF), dependiente de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y ubicado en León, ofrece desde hace 15 años una oferta educativa continua para escolares con el fin de lograr una mayor concienciación sobre el grave problema ambiental que suponen los incendios forestales. En esta situación de pandemia, las actividades y los recursos han tenido que ser rediseñados para desarrollarlos en los propios centros escolares. Para participar, el profesorado tiene que contactar con el equipo educativo del CDF. Desde el inicio de este curso han participado 3.600 alumnos de todas las provincias de la Comunidad, pertenecientes a 109 centros de Educación Primaria y 71 de Secundaria.

La oferta incluye cuatro actividades distintas, dos para segundo nivel de Educación Primaria con los títulos ‘El bosque animado’ y ‘Los cuidados del bosque’, y dos para el primer Ciclo de Educación Secundaria Obligatoria, ‘Los enigmas del bosque’ y ‘Ecosistemas terrestres, bosques’.

Los objetivos generales que se trabajan son valorar el monte como recurso ambiental, económico y social, entender la gestión forestal sostenible como herramienta para la prevención de incendios, sensibilizar sobre el impacto de los incendios forestales y dar a conocer el trabajo de los profesionales del operativo de prevención y extinción de incendios forestales de Castilla y León. En las cuatro actividades se dan a conocer pautas a seguir y normas a respetar cuando en la naturaleza.

Más información:  Aula del Fuego

Para continuar con esta labor, adaptándose a la situación epidemiológica, se han diseñado actividades con recursos digitales para desarrollar en los centros escolares de Castilla y León. Desde el inicio de este curso han participado 3.600 alumnos de todas las provincias de la Comunidad, pertenecientes a 109 centros de Educación Primaria y 71 de Secundaria.

Desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se anima a la comunidad educativa a participar en estas actividades en el tramo final del curso, que coincide con los meses previos a la época de mayor riesgo de incendios, y se recuerda que la prevención de incendios forestales depende de todos. Para avanzar en la implicación de los escolares, es de interés que puedan ampliar sus conocimientos y una mayor concienciación sobre este grave problema ambiental.

En el diseño de las actividades se ha buscado la facilidad en su ejecución. No es necesaria preparación previa por parte del docente, ni es imprescindible disponer de conexión a Internet en el aula. Consisten en una combinación de vídeos y juegos digitales para aprender de una forma lúdica. La duración estimada es de 40 minutos para que se pueda hacer en el horario de una clase. Además, se ofrecen de manera totalmente gratuita.

Para participar, el profesorado tiene que contactar con el equipo educativo del CDF (987 22 09 46, centrofuego@jcyl.es), desde donde se le facilitará el acceso a los recursos, un asesoramiento y la resolución de dudas que puedan surgir.

Desde hace quince años, el Centro para la Defensa contra el Fuego desarrolla un programa educativo continuo para la prevención de los incendios forestales. El principal recurso es el desarrollo de actividades con los grupos que visitan el Aula del Fuego, la exposición permanente de sus instalaciones en León. El número total de visitantes desde su inauguración ha sido de 50.925, de los que un 80 % corresponde a población escolar.

Impactos: 33