• La procuradora María Rodríguez insiste en la necesidad de una alimentación responsable y sana destinada a la prevención de enfermedades y respetuosa con el medio ambiente, una moción que ha sido denegada por la Cámara.

El Grupo Parlamentario Socialista ha defendido una PNL que instaba a la Junta de Castilla y León a realizar campañas para promover hábitos de consumo de acuerdo con las recomendaciones nutricionales, publicada en el Boletín Oficial de las Cortes de Castilla y León, una acción que favorecerá directamente la salud de los castellanos y de los leoneses, pero que los grupos de PP Cs y Vox han rechazado.

A pesar del resultado, que ha tumbado una iniciativa encaminada a la sostenibilidad alimentaria, la procuradora María Rodríguez ha defendido la necesidad de una alimentación responsable y sana, destinada a la prevención de enfermedades y respetuosa con el medio ambiente. Durante su exposición, Rodríguez ha argumentado la importancia de la propuesta socialista, ya que, según la OMS, buena parte de las enfermedades se deben a causas ambientales entre las que se pueden encontrar los hábitos alimentarios.

La política leonesa ha hecho referencia a otras medidas, como acortar la distancia entre el lugar de producción de un producto hasta el lugar de consumo. “Aquí reside la importancia de consumir el fruto de nuestra tierra, que no solo aporta beneficios en materia de salud, sino también ambientales y económicos en el entorno”, ha explicado. Según la socialista, otras de las claves para garantizan unos buenos hábitos de consumo derivan de los establecimientos o puntos de venta, que deben cumplir la normativa sanitaria, además de una apuesta por productos de temporada, por el comercio justo y de proximidad.

“Es obligación de las administraciones públicas concienciar a nuestra ciudadanía para practicar un consumo crítico y responsable, que seamos conscientes de la gran responsabilidad que tenemos como consumidores”, ha declarado Rodríguez haciendo alusión a la ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios de Castilla y León, que trata el derecho a recibir educación y formación adecuada en materia de consumo y a la ley Agraria de Castilla y León que obliga a la Junta a difundir e informar sobre la calidad, propiedades y características diferenciales de los productos de calidad.

La parlamentaria ha insistido en la importancia añadida y fundamental debido a la actual crisis, ya que la pandemia ha modificado forzosamente hábitos de vida con una repercusión muy importante en la economía local, hostelería y comercio de productos alimentarios.

Impactos: 26