El voto en contra del Partido Popular, Ciudadanos y VOX impide al Ejecutivo local sacar adelante los reconocimientos extrajudiciales de deuda para el abono de facturas correspondientes a 2020 después de que una diferencia de criterio entre los departamentos competentes llevase al Ejecutivo local a someter los expedientes a la voluntad del pleno.

La corporación municipal del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha rechazado de forma mayoritaria los expedientes de reconocimiento de deuda correspondientes a facturas del año 2020 por un valor global superior a los 570.000 euros.

Con nueve votos en contra, correspondientes a los ediles del PP, Ciudadanos y Vox, frente a seis votos a favor del PSOE y cinco abstenciones de la UPL, Izquierda Unida y Podemos, el Pleno ordinario celebrado esta mañana ha impedido aprobar una medida que permitiría el abono de las facturas pendientes con distintos proveedores del Ayuntamiento.

Diferencias de criterio entre los departamentos municipales competentes con respecto al procedimiento a seguir para la tramitación de estos expedientes a finales del pasado ejercicio, llevó al equipo de Gobierno a someterlos a la voluntad del pleno en busca de un acuerdo que permitiese levantar un reparo que se consideró suspensivo, tal y como se ha hecho en otras ocasiones con expedientes similares que sí han salido adelante con el apoyo o la abstención de la oposición, como sucedió en febrero.

El Ejecutivo local que encabeza la alcaldesa, Camino Cabañas, lamenta que los grupos que no han permitido con su voto en contra la aprobación de estas facturas “no hayan entendido que, por encima de los problemas que pueda tener este Ayuntamiento, hay un servicio prestado por los proveedores, empresas y autónomos, que debe pagarse”, pero insiste en que buscará el acuerdo para lograr sacarlas adelante.

Al tratarse de gastos imputables al año 2020 cuyo pago se realiza en 2021, se siguió el procedimiento habitual en estos casos, tal y como se explicó de manera reiterada durante las comisiones informativas del área y también a la largo de la sesión plenaria de hoy.

“Es una lista muy amplia de proveedores cuyas facturas están acreditadas y a los que con esta posición abocamos a otras vías para poder cobrar, como es la vía judicial”, ha manifestado el portavoz, Benjamín Fernández, para después lamentar el sobrecoste que esto supondría para el Consistorio y reafirmarse en la voluntad del equipo de Gobierno de conseguir que puedan aprobarse para poder abonarlas lo antes posible.

MOCIONES APROBADAS

Al margen de esta cuestión, la sesión plenaria ha debatido hasta trece mociones presentadas por los distintos grupos de la corporación municipal, de las que ha recibido el visto bueno mayoritario la moción defendida por el PSOE en apoyo a la escuela pública, las del PP para la restauración del abrevadero situado en la calle Truébano de San Andrés y para solicitar a la Junta de Castilla y León la ejecución de una nueva puerta de acceso del alumnado al colegio Teodoro Martínez Gadañón; esta por unanimidad.

Del mismo modo, han sido aprobadas las mociones de Ciudadanos para instar al Gobierno de España a incorporarse a la propuesta no de ley sobre el pacto de estado por la recuperación de España y para la limpieza del Valle de Santiago.

También han recibido luz verde por unanimidad la moción presentada por VOX para fomentar el ejercicio en la calle, así como la defendida por este mismo grupo para la recuperación de la radio municipal.

Por último, se han aprobado la moción de Izquierda Unida y la UPL para el funcionamiento del centro médico de la empresa Renfe, la defendida por IU para la recuperación del patrimonio inmatriculado de la iglesia católica y la de Podemos en defensa de abrir una investigación sobre este último asunto.

Impactos: 36