El Consejo de Gobierno ha sido informado hoy de la inversión de 191.511 euros que realizará la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para garantizar actividades de envejecimiento activo en seis residencias de las provincias de Burgos, León y Palencia. A través de estos programas se fomentan la promoción de la autonomía personal, la prevención de la dependencia y la mejora del bienestar físico, social y mental de los mayores, con el reto de favorecer la capacidad funcional y la vida independiente de estas personas durante el mayor tiempo posible.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades va a prorrogar durante un año el contrato del servicio de actividades de envejecimiento activo que actualmente presta la Fundación Siel Bleu España en la residencia mixta Burgos I y en la asistida de Fuentes Blancas, ambas en la capital burgalesa; en la mixta de Miranda de Ebro (Burgos); en la residencia para válidos Armunia y en la mixta de Ponferrada (en León), y en el centro residencial Puente de Hierro, de Palencia.

Los destinatarios de este servicio son los residentes que deseen participar en estos programas, una vez se haya valorado la idoneidad por parte del equipo técnico del centro. Las actividades están también abiertas a la participación de los usuarios de las unidades de estancias diurnas de estas instalaciones.

El contrato estipula la realización de un total de 8.910 horas en un año, distribuidas en talleres y actividades relacionadas con la promoción de hábitos de vida saludables y del conocimiento y adquisición de habilidades. Se trata de dos de las áreas de trabajo incluidas en el Programa Integral de Envejecimiento Activo, impulsado por el Gobierno autonómico como vía para prevenir la dependencia y para desarrollar las capacidades, expectativas vitales y la participación de las personas mayores. 

Los talleres plantearán tareas vinculadas a la mejora de la salud física –mediante gimnasia de mantenimiento, yoga, relajación, higiene postural, autonomía en silla o prevención de caídas– y de la salud psíquica –entrenamiento de la memoria, atención y concentración, expresión y control de emociones, actividades lúdicas o relaciones sociales–. También se promoverá la participación de los mayores en juegos intergeneracionales o en fiestas populares.

Por otra parte, se desarrollarán actividades dirigidas a trabajar la adquisición de habilidades y conocimientos (manualidades, pintura, artes musicales, oficios antiguos, juegos y canciones populares) y a favorecer el intercambio de valores y experiencias con personas de otros grupos de edad implicados en la sociedad desde dentro y fuera del centro.

Impactos: 43