La alcaldesa ha tenido una reunión con Faustino Sánchez en la que también se ha abordado la necesidad de dotar de más medios materiales a la Policía Local para cumplir con el convenio bilateral en materia de tráfico.

La alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas, ha mantenido un encuentro con el subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez, en el que le ha traslado las molestias que las obras nocturnas ejecutadas por el Administrador de Infraestructuras (Adif) en el municipio están ocasionado en las zonas afectadas.

La regidora ha abordado esta situación con el subdelegado tras mantener contacto con vecinos y vecinas de calles como Limonar de Cuba o Príncipe, los cuales han expuesto las molestias de los ruidos y vibraciones que provocan los trabajos, especialmente cuando se producen por la noche para no interrumpir el tráfico ferroviario.

En este sentido, Camino Cabañas ha querido trasladar esta queja a Faustino Sánchez para que, en la medida de lo posible y teniendo en cuenta la propia naturaleza de las obras, se puedan buscar soluciones que eviten este trastorno a quienes viven en las zonas próximas a las vías de tren.

“Entendemos que las obras son siempre molestas y que, además, en este caso hay que tener en cuenta las limitaciones horarias que vienen determinadas por el paso de los trenes, pero debemos buscar alguna alternativa que impida que los vecinos y vecinas sufran trastornos de sueño y vean limitado su descanso durante la ejecución de estas intervenciones de permeabilidad del ferrocarril”, ha expuesto la alcaldesa, quien ha agradecido “la comprensión mostrada en todo momento por el subdelegado, así como su mano tendida para tratar de encontrar una solución”.

Del mismo modo, desde el Ayuntamiento se ha dado traslado formal de la situación al Director General de Adif-Alta Velocidad, Juan Pablo Villanueva, al que se le ha dirigido un escrito en el que se plantea esta situación, ya comunicada de manera verbal.

NECESIDAD DE MATERIAL PARA LA POLICÍA LOCAL

Por otro lado,  Camino Cabañas ha expuesto al subdelegado la necesidad de dotar a la Policía Local de San Andrés de más medios técnicos para realizar pruebas de alcoholemia así como otras funciones que legalmente tiene encomendadas en virtud del convenio bilateral en materia de tráfico, con el que los agentes cumplen con total diligencia.

En el citado documento se recoge que el Ayuntamiento se beneficiaría de la cesión temporal tanto de vehículos como de aparatos medidores (elitómetros, cinemómetros, medidores de potencia y otros equipos) para realizar las funciones de vigilancia y disciplina del tráfico.

La Policía Local del municipio atiende una media de 350 accidentes de tráfico al año, realizando en todos ellos las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas, todas ellas sufragadas con medios municipales.

Ante la propuesta realizada por el Jefe de la Policía Local, José Carlos Calvo, presente también en el encuentro, la alcaldesa ha solicitado la cesión de un etilómetro de última generación con el que sustituir el actual, de un cinemómetro y de otro furgón para la realización de atestados, pues el existente se usa a diario desde hace once años.

Impactos: 37