La Consejería de Cultura y Turismo ha desarrollado durante este año 2020 un programa especial de difusión del Itinerario Cultural Red de Sitios Cluniacenses, con acciones culturales, pedagógicas y turísticas dentro del territorio de la Comunidad. Esta entidad internacional promociona lugares que han tenido influencia de la abadía de Cluny, fortalecimiento la difusión su importante valor cultural, patrimonial y turístico.

Castilla y León forma parte desde hace cuatro años de la Federación Europea de los Sitios Cluniacenses, cuyo Consejo de Administración ha sido recientemente renovado, contando entre sus miembros electos con la Junta de Castilla y León. Esta entidad internacional está integrada por alrededor de 200 lugares de distintos países como Francia, Alemania, Italia, España, Suiza, Reino Unido y Polonia, con el denominador común de haber estado bajo la influencia o la titularidad de la gran abadía de Cluny.

El objetivo de esta Red es contribuir al fortalecimiento y a la difusión del enorme valor cultural, patrimonial y turístico del fenómeno de Cluny, que constituye una fructífera red espiritual, cultural, artística, científica y organizativa del pasado que puede, sin embargo, volver a ser hoy motor de desarrollo de muchos de territorios. Por ello, la Consejería de Cultura y Turismo suscribió un acuerdo internacional con la Región de Borgoña, origen de Cluny, para promover la protección, conservación, estudio y valorización conjunta del patrimonio material e inmaterial cluniacenses, que en Castilla y León tiene su reflejo en lugares como Dueñas, Frómista, Villalcázar de Sirga, Nogal de las Huertas, Sahagún o Carrión de los Condes.

En el presente año 2020 la Junta de Castilla y León ha desarrollado un programa especial de difusión del Itinerario Cultural Red de Sitios Cluniacenses, con acciones culturales, pedagógicas y turísticas dentro de su ámbito territorial. Entre estas actuaciones destaca la exposición ‘León Castilla y Borgoña, lazos fraternos’cofinanciada con Fondo FEDER, que ha podido visitarse en La Farinier de la Abadía de Cluny (Saône-et-Loire, Francia) desde finales de julio hasta mediados de octubre y que desde entonces, está en el Monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes, que será su sede permanente. La muestra relata los estrechos vínculos que unieron a ambas regiones a partir de la segunda mitad del s. XI en torno a la orden cluniacense y sus protagonistas.

Además, a lo largo del mes de octubre se han celebrado las llamadas Jornadas Cluniacenses en su tercera edición. En un formato mixto (presencial y virtual) por imposición de la pandemia sanitaria, que ha contado con reputados especialistas que han tratado diferentes aspectos del contexto histórico que rodea a la orden cluniacense y su legado en la península ibérica. Estas conferencias se hallan disponibles online en el canal de YouTube de la Asociación Cluny Ibérica, donde superan a día de hoy las 1200 visualizaciones.

En la confianza de que el itinerario cultural europeo de los Sitios Cluniacenses, con sus actuales vestigios, pueda convertirse en un bien cultural transnacional reconocido por la UNESCO en su lista de Patrimonio de la Humanidad, la Federación Europea ha estado presente en un foro tan destacado como la Bienal AR&PA 2020, esta vez celebrada en un entorno exclusivamente virtual. Para la ocasión se ha preparado un folleto digital, una serie de vídeos promocionales y un vídeo exclusivo con contenido de la anteriormente citada exposición ‘León Castilla y Borgoña, lazos fraternos’.

Por último, se encuentra actualmente en desarrollo una plataforma web para poner a disposición online los recursos digitalizados de los sitios cluniacenses castellanos y leoneses. Entre los elementos digitalizados, financiados por la Junta o la Diputación de Palencia, se cuentan la fachada de Santiago de Carrión de los Condes o el escaneado láser de edificios completos como San Martín de Frómista o el Monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes.

A través de estas iniciativas se quiere sensibilizar a la ciudadanía sobre la común historia cluniacense, una corriente cultural que contribuyó a la construcción de Europa y que impulsó numerosas tendencias artísticas con enorme influencia en la historia de nuestra civilización, buscando una promoción humana y espiritual a través de un mensaje de solidaridad y cooperación.

Impactos: 24