Los agentes lo intercedieron en la calle Azorín durante un control rutinario sobre la restricción a la circulación, realizándole una prueba de alcoholemia en la que registró 0,79  mg/l  de alcohol en aire respirado, lo que supone más del triple del máximo permitido.

La Policía Local de San Andrés del Rabanedo denunció la madrugada del lunes a un hombre de 44 años que circulaba con su vehículo por la calle Azorín sin la oportuna justificación que amparase su desplazamiento y triplicando la tasa de alcohol permitida.

Los hechos se produjeron poco después de las tres de la madrugada, cuando durante un control rutinario sobre las restricciones a la circulación, los agentes le dieron el alto en esta céntrica calle del barrio de Paraíso Cantinas, en Trobajo del Camino.

Al realizarle la prueba de alcoholemia, el conductor arrojó una tasa de 0,79 mg/l de alcohol en aire respirado en un primer test, y de 0,78 mg/l de alcohol en aire respirado en el segundo, lo que supone más del triple de la tasa permitida por la legislación actual, que se sitúa en 0,25 mg/l para los conductores no profesionales.

Así, la Policía Local interpuso una denuncia contra el individuo por un delito contra la seguridad vial y otra por saltarse el toque de queda, de obligado cumplimiento en el conjunto de la Comunidad Autónoma entre las 22h y las 6h del día siguiente.

CUARENTA DENUNCIAS POR NO CUMPLIR LAS MEDIDAS SANITARIAS

La Policía Local de San Andrés del Rabanedo ha interpuesto en la última semana un total de 40 denuncias relacionadas con el incumplimiento de las medidas preventivas para la contención de la COVID-19 en el municipio, como no usar mascarilla, fumar en espacios públicos cuando no se puede respetar la distancia de seguridad o saltarse el toque de queda.

Impactos: 3