El Ayuntamiento de Santa María del Páramo en Comisión de Hacienda, ha decidido por parte de todos los portavoces y miembros de la comisión presentes, el acuerdo de no cesión de los remanentes de tesorería al Estado, que en el caso de Santa María del Páramo están cerca de los 8 millones de euros.

“Se trata de unos recursos muy importantes que deben de ser utilizados, como ya ha solicitado de forma reiterada a la Federación Española de Municipios y Provincias y a la Federación Territorial en varios escritos que se han presentado por parte de este equipo de gobierno de UPL, para realizar inversiones financieras sostenibles, que generen empleo y riqueza en el municipio, y más en este momento en el que la crisis sanitaria va a arrastrar una gran crisis económica a nivel nacional”, ha afirmado su alcaldesa, la leonesista Alicia Gallego.

En el caso de Santa María del Páramo serían esenciales la utilización de estos recursos para proyectos que generan riqueza, fijen población y empleo, tan necesarios en todo el mundo rural, y también en Santa María del Páramo y en la comarca, como son la ampliación del polígono industrial, debido a la demanda existente, o el proyecto turístico del cámping municipal, entre otros.

En todo caso, afirma Gallego, este ayuntamiento no va a proceder a ceder estos recursos municipales al Estado, ya que el plazo de devolución serían de 15 años mínimo, y su utilización no está destinada a inversiones, sino a políticas propias del Partido Socialista, pero que a modo de entender de este ayuntamiento, en ningún caso generan empleo y riqueza para los municipios.

Desde el equipo de gobierno se reclama una vez más lo que se ha presentado en varios escritos ya desde principios de año a los organismos pertinentes, que es la aprobación de una legislación positiva que derogue la Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2012, en la que ninguno de los gobiernos del PP ni del PSOE han hecho nada en este sentido, generando un grave problema a los ayuntamientos a la hora de realizar inversiones para sus vecinos, ya que obliga a los ayuntamientos a hacer planes económicos y acuerdos para reducir sus presupuestos para cumplir con la sostenibilidad financiera. Por eso reclamamos que se modifique la normativa reguladora de la estabilidad presupuestaria y de la regla del gasto, permitiendo a los ayuntamientos que tenemos remanentes de tesorería positivos gastar en inversiones sostenibles y necesarias sin necesidad de aprobar un plan económico financiero.

Asimismo solicitamos al Estado Central que aborde un nuevo modelo de financiación local en paralelo con la financiación autonómica, la verdadera asignatura pendiente que tiene con la administración local con un sistema de financiación que permita, entre otras cosas, una mayor autonomía de gasto y de esa forma dar solución a la administración que más cercana es a los vecinos y sus problemas, que son los propios ayuntamientos, porque de esta forma se podrá afrontar, hoy más que nunca, la crisis social, económica y sanitaria que sufrimos, y permita con el uso de los remanentes de tesorería un claro beneficio a favor de sus habitantes y una activación de la economía local.

Reiteramos una vez más dichas solicitudes ya que se trata de demandas esenciales, evitando que el gobierno central realice una confiscación de los recursos municipales en beneficio de políticas nacionales que este ayuntamiento entiende que no genera ningún tipo de beneficio ni a la economía, ni a la sostenibilidad en estos momentos de crisis.

Impactos: 3