IU exige a la Junta que ponga los medios necesarios y no pase lo que es de su responsabilidad a las familias y el profesorado.

Izquierda Unida de León local ha registrado una moción en el Ayuntamiento de León que según su coordinadora, Carmen Franganillo, “contesta a la reciente moción de Cs en el Ayuntamiento de León, que está en Gobierno en la Junta de Castilla y León. Izquierda Unida pide instar al Gobierno Autonómico a poner los medios necesarios para una vuelta a las aulas segura. De momento, la Junta se limita a parchear sin acometer un cambio estructural serio. No se ha hecho nada serio desde marzo.”

Para la organización, “Los acuerdos alcanzados a finales de agosto entre administraciones educativas se han limitado a señalar qué medidas de higiene activar ante la pandemia, sin poner sobre la mesa los medios necesarios para evitar el contagio y la propagación de la COVID-19. La Junta de Castilla y León no ha querido financiar una vuelta segura al colegio a pesar de que la comunidad educativa lo lleva exigiendo desde el inicio de la pandemia. Desde marzo hasta ahora, poco se ha trabajado en este tema. Se trata de conjugar dos derechos fundamentales y no obligar a elegir entre ellos: el derecho a la salud sí, pero también, y no menos importante, el derecho a la educación.”

Carmen Franganillo declara que “la Junta no ha establecido un diálogo social para implantar medidas con las AMPAS ni con la comunidad educativa. Y aunque ha llegado a un acuerdo, es de mínimos y sin esa mayoría social. Esta semana, IU de León local nos reuniremos con la FELAMPA y estamos buscando reunirnos con todos los actores sociales  de esta rama.

Desde IU planteamos medidas concretas para comenzar el curso con el menor riesgo posible para la salud, y con el mayor nivel de garantía respecto a la educación para que efectivamente “nadie quede atrás:

–       Reducir la ratio: máximo de 15 alumnos y alumnas por aula (en infantil 10)

–       Ampliar y estabilizar las plantillas docentes: un 33% más de profesorado

–       Habilitar y crear espacios amplios: recuperar centros públicos cerrados, habilitar espacios públicos municipales, crear nuevos…

–       Aumento y dotación de personal de todo tipo, profesorado, limpieza, educación social, Orientación y de administración

–       La enfermería escolar, como orientadora y educadora de  salud.”

Pero estas medidas exigen financiación y querer invertir en educación pública, y de hecho, no se cumplirán, puesto que las políticas de la Junta siempre van orientadas en beneficiar a las empresas privadas y en convertir los servicios públicos en un negocio.

Por eso, la Junta de Castilla y León  ha estado dilatando el tiempo, “mareando la perdiz”, esperando hasta última hora para, al final, dedicarse a debatir y llegar a “acuerdos de mínimos” sobre qué medidas tomar ante la catástrofe, sin haber tomado medidas para evitar que no se produzca dicha catástrofe. Medidas sanitarias que, además, no son eficaces para el ámbito educativo y que hace responsables a padres, madres y profesorado de su implantación y desarrollo.

Izquierda Unida de León local declara que colaborará con las movilizaciones que surjan en el ámbito educativo y que seguirá luchando por una educación pública de calidad con, o sin pandemia.

Impactos: 6