El Instituto Leonés de Cultura inicia los trabajos para que el yacimiento arqueológico también disponga de paneles informativos y aparcamiento / Son las primeras labores de adecuación de la zona en 35 años        

El Instituto Leonés de Cultura de la Diputación de León ha dado inicio a los trabajos para dotar al yacimiento de Lancia de un nuevo vallado y de paneles informativos, señalización y espacio para aparcamiento, en lo que son las primeras labores de adecuación de este emblemático espacio arqueológico emprendidas desde 1985.

Las obras, fundamentalmente, consisten en la retirada de la valla actual y del único cartel existente, ambos dañados y en muy malas condiciones, y en la instalación de un nuevo cierre para los sitios arqueológicos de La Encrucijada y Valdealbura -el primero de 309 metros y el segundo de 238 metros-; señalización de sus accesos, tanto desde una de las salidas de la N-601 como desde el pueblo de Villasabariego; y paneles informativos en español y en inglés que ayuden al visitante a comprender el propio yacimiento y el entorno natural y cultural en el que está enclavado.

Además, se emprenderá la adecuación de una zona para aparcamiento y se eliminarán los últimos restos de la caseta que existió en el paraje durante décadas, así como una fosa séptica que podría suponer un peligro para la seguridad pública. Los trabajos fueron adjudicados por un coste de 48.400 euros y se espera que estén finalizados en el transcurso de un mes.

Calificada por algunos historiadores romanos como “la ciudad más importante de los astures”, el yacimiento de Lancia es, en parte, propiedad de la Diputación de León y fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Arqueológica en 1994. A pesar de que existen referencias desde muy antiguo, el lugar fue estudiado, en los siglos XIX y XX, por destacados arqueólogos e investigadores como Saavedra, Ricardo Velázquez Bosco, el Padre Fita, Gago Rabanal, J. Sanz Martínez, Antonio Blázquez, José María Luengo, Francisco Jordá, Eladio Isla, Carmen García Merino o Manuel Abad, quienes contribuyeron de forma notable al progreso de las investigaciones. Sus publicaciones fueron los primeros trabajos de importancia para dar a conocer numerosos datos acerca de las distintas épocas que se rastrean en el yacimiento y para la valoración de este rico patrimonio arqueológico.

Para el diputado de Cultura, Arte y Patrimonio, Pablo López Presa, el inicio de las obras marca “un punto de inflexión en el devenir del yacimiento” con el comienzo de una “nueva etapa” en cuanto a la dignificación y puesta en valor de esta antigua ciudad astur-romana.

Por su parte, la alcaldesa de Villasabariego, Esther García Reguera, calificó el acto de “excelente noticia” y aseguró que constituye “el principio de algo grande” para el yacimiento de Lancia, pero también para toda una comarca excepcionalmente rica en patrimonio cultural -Ruta de los Monasterios, Mansilla de las Mulas, Museo Etnográfico de León…- y para toda la provincia en general.

Impactos: 33