Baja el desempleo en León en junio con 617 personas menos en la lista del paro

Un leve respiro han supuesto las cifras del paro del mes de junio en la provincia de León donde cayó un 1,83% respecto a mayo, con 617 personas menos en búsqueda de empleo.

Que se reduzca el paro es una buena noticia, ya que se está conteniendo la destrucción de empleo de los meses anteriores y se está moviendo nuevamente el mercado laboral con contrataciones, incorporando trabajadores del sector servicios, construcción y sector industrial preferentemente, pero no a la velocidad ni en la medida que esperábamos para paliar el desplome de la economía y del empleo, con muchos empleados en situación de ERTE todavía.

Los 33.170 desempleados en la provincia, la mayor parte en el sector servicios -que acapara el 68% del total de parados-, es una cifra demasiado alta para poder valorar positivamente los datos conocidos hoy que también nos han dejado un buen apunte en el número de afiliaciones a la Seguridad Social que crecieron un 0,95%, obteniendo una cifra media de afiliación en la provincia de 154.082 personas.

En el análisis interanual seguimos arrojando cifras muy negativas con un incremento del paro del 17,36%. Tenemos 4.907 desempleados más que hace un año. Muchos esfuerzos nos quedan por delante para reactivar la economía.

En el conjunto de Castilla y León, el paro disminuyó un 2,8%, respecto al mes de mayo, un punto más que en la provincia de León, y presenta el cuarto mayor descenso nacional. Sin embargo, en el cómputo interanual el incremento del paro es del 24,2%, una cifra mejor que la del conjunto nacional del 28%.

Para evitar una mayor pérdida de empleos y una recesión económica profunda es urgente que se aplique un plan serio de estímulos económicos y una política fiscal favorable a la actividad empresarial que permita una reactivación más rápida, con más flexibilidad y apoyos, y que ayude a las empresas a salir del agujero negro al que han sido arrastradas por el covid-19.

Impactos: 26