El procurador leonesista en las Cortes de Castilla y León, Luis Mariano Santos, ha cuestionado hoy si la Junta está haciendo lo más adecuado para superar la crisis del covid19 y ha tachado el Pacto por la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión Social de Castilla y León de vacío de contenido concreto y mucha forma y poco fondo.

Recordó el leonesista la falta de celeridad en la respuesta a la compra de EPIs para el personal sanitario, la necesidad de conformar una comisión de investigación para depurar las responsabilidades sobre la situación de las Residencias de ancianos en León y en Castilla, la diferencia territorial en el trato a la hora de realizar los PCR, para que “reflexione y nadie olvide lo que se ha hecho mal, sobre todo con el ánimo de no volver a repetirlo”.

Si bien, refiriéndose al pacto para la reconstrucción “que espero sea un acierto para esta comunidad y para las dos regiones que la componen”, tachó el pacto de carecer de fondo y concreción en un documento con 86 medidas que adolecen de contenido preciso. Y es precisamente, añadió Santos, en esa falta de concreción donde UPL no se ha visto reflejada, porque lo que no es concreto se puede convertir en humo o falsas promesas políticas.

Y es que mientras se firma este acuerdo, el PP de Castilla y León acusaba al PSOE de utilizar los consultorios locales para evitar hablar del reparto de los 16000 millones, porque mientras se estaban haciendo la foto del pacto, el PP de Castilla y León lamentaba la falta de consenso en el plan de rescate a la automoción del Gobierno Central, pese a que la medida 36 contempla una mejora en la cadena de valor del sector, y por eso a UPL le entran las dudas de lo que representa realmente este pacto.

Hablan de mejorar las condiciones de los ciudadanos, pero tras la firma del acuerdo el diálogo social le saca los colores porque no han sido capaces de ejecutar una de sus medidas estrella como el complemento a los ERTEs, aunque Igea diga que sí, pero cuándo y cómo él quiera, mientras los más de 70.000 trabajadores siguen esperando la publicación de las bases, algo que el pomposo pacto no recoge.

Un pacto que incluye acuerdos que ya se han tomado, como una EBAU única, porque “a UPL no le hace falta firmar un acuerdo poscovid19 para reafirmar su compromiso con esa prueba o con la propuesta de garantizar una educación equitativa, ya lo hemos aprobado en más de una sesión plenaria, de igual forma que lo hicimos con la defensa de una PAC decente en el marco de la negociación comunitaria, lo mismo que el pacto de reindustrialización o acuerdos de financiación con el señor Herrera”, afirmó e insistió en que los firmantes apuestan por reforzar la sanidad en su conjunto pero se sigue incendiando las comarcas de La Cepeda o de Sahagún cerrando consultorios, un pacto que se firma mientras el alcalde de León y la mayoría de los políticos leoneses claman por que en el complejo hospitalario de León se aumente el ratio de camas UCI, firman luchar contra lo injusto de los Fondos de Transición Energética, justo el mismo día en que se sabe que la ministra socialista deja fuera municipios históricos mineros para dejar entrar a otros que ni siquiera lo han sido nunca.

Mucha forma y poco fondo, pese a lo cual “ya le adelanto que aquí seguiremos como siempre, apoyando aquello en lo que consideremos que es bueno para los leoneses y también los castellanos”, concluyó.

Impactos: 27